APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

18 de Agosto de 2022 - Nota vista 325 veces

Se presentó en UIER el Programa de Promoción del Empleo Industrial Entrerriano

En la sede de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), el gobernador Gustavo Bordet lanzó el programa de «Promoción del Empleo Industrial Entrerriano». Se trata de una herramienta que busca generar 1.500 puestos de trabajo en el sector privado de la provincia.

Del acto de entrega de decreto del programa provincial participaron el presidente de UIER, Gabriel Bourdin y el secretario Eduardo Tonutti; además del ministro de Economía Hugo Ballay. Estuvieron también presentes Sebastián Bouzada y Raúl Vitor, miembros de la Comisión Directiva de la entidad.

El beneficio tiene por objetivo impulsar la creación de empleo privado. Para ello, la Provincia realizará aportes no reintegrables (ANR) mensuales a aquellas industrias que incrementen su personal registrado en relación a la planta de julio de 2022. Se aclaró que será para aquellos trabajadores radicados en Entre Ríos.

Asimismo, se informó que dichos aportes serán liquidados en forma mensual y pagados de manera trimestral a las empresas que adhieran al programa, una vez finalizados los procesos, análisis y aprobación que reglamente y lleve a cabo la autoridad de aplicación.


Trabajo público privado

El presidente de UIER destacó que la herramienta surge de una propuesta presentada por la entidad al Gobierno provincial, con el objetivo de crear trabajo privado registrado, potenciar el perfil productivo y acompañar al sector industrial en el desarrollo económico de la provincia.

Asimismo, Bourdin valoró que “es un plan que cuida la mano de obra que ya está ocupada, porque parte del formulario 931 de AFIP” y porque, además, “ante la preocupación de que la economía pueda llegar a desacelerarse en los próximos meses, de esta manera la provincia se asegura que las empresas no despidan para poder mantener este piso del 31 de julio”. A su turno, el mandatario provincial resaltó que la medida “favorece el crecimiento del empleo privado” y agregó que “es importante sostenerlo y para esto hemos dispuesto los instrumentos y mecanismos necesarios con aportes del Estado provincial en un plan que tiene como cometido generar una subvención a todo empleo nuevo en el sector industrial”.

Asimismo, Bordet acotó que se aplica desde agosto «porque es retroactivo e iremos evaluando la evolución en el futuro, con lo cual le da la posibilidad a muchas personas a ingresar al mercado laboral. Por otro lado, le da al sector industrial que genera valor agregado a nuestra producción, la posibilidad de que se facilite y se bajen los costos laborales de cada empleado nuevo que se toma”.

En tanto, Ballay explicó: “Esta herramienta acompaña el nuevo empleo industrial en Entre Ríos, con un subsidio por cada trabajador que va desde los 23.000 a los 39.000 pesos aproximadamente. Son porcentajes relacionados con el salario mínimo, vital y móvil, con lo cual tendrán una actualización tal cual lo tenga éste, con una categorización que depende del tamaño de empleo y el porcentaje de mayor cantidad de trabajadores que se incorporen”.


Sobre el programa

El programa consistirá en el otorgamiento de un ANR a los empleadores beneficiarios, determinado en función del importe del Salario Mínimo Vital y Móvil, la cantidad de personal incorporado, el porcentaje incremental que éste representa, y la categorización de la empresa conforme las escalas.

Podrán participar las empresas que estén constituidas en el país; las que estén habilitadas para actuar dentro de la provincia, en virtud del régimen jurídico vigente y sus estatutos sociales; y que se encuentren inscriptas en el “Registro de Establecimientos Industriales de la provincia de Entre Ríos”. Además, las industrias destinatarias no deberán registrar deudas exigibles ante el fisco provincial. No podrán participar aquellas que se encuentren informadas ante el Registro Público de empleadores con sanciones laborales, y deberán acreditar incrementos en la nómina de trabajadores registrados por tiempo indeterminado y a jornada completa en la provincia.

Para la continuidad de la percepción del beneficio (aporte mensual no reintegrable), las empresas deberán mantener el porcentaje de aumento de mano de obra ocupada, respecto del periodo base.

En caso de no hacerlo, si sostienen solo una parte del personal incorporado, se recalculará el porcentaje de ANR. Si la reducción del personal es tal que iguala a la del periodo base, se perderá el beneficio otorgado, que se podrá recuperar si se revierte la reducción. La vigencia del programa será desde el 1 de agosto de 2022 al 31 de julio de 2023. El plazo límite de adhesión para las empresas será el 31 de enero de 2023.

Contenido Relacionado