APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

17 de Agosto de 2022 - Nota vista 340 veces

Para el embajador argentino en Venezuela, el avión “está secuestrado” por la Justicia

El diplomático argentino Oscar Laborde dijo que “objetivamente está secuestrado porque el juez lo ha determinado”. El Gobierno de Venezuela reclama su liberación.

El flamante embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, aseguró este martes que el avión que se encuentra retenido en el aeropuerto de Ezeiza está “secuestrado” por determinación del juez Federico Villena. Días atrás, el magistrado ordenó incautar la aeronave por pedido de EEUU.

“Objetivamente está secuestrado porque el juez lo ha determinado”, manifestó el diplomático en declaraciones radiales y despejó dudas sobre el origen de la aeronave al afirmar que es venezolana. “Hay una sensación en el pueblo venezolano de injusticia. Hay una comprensión de que esto intenta perjudicar las relaciones que se han recuperado recientemente y también el crecimiento de la Celac”, resaltó.

En el mismo sentido, Laborde señaló: “Todavía hay mucho que recorrer respecto al avión secuestrado. Hay que transitar con inteligencia el proceso, porque hay muchos intereses que buscan que esto sea una pelea”.

El jueves pasado la Justicia argentina ordenó incautar el avión venezolano-iraní, retenido desde junio, a pedido de Estados Unidos, que sospecha que la aeronave pudo ser parte de operaciones vinculadas al terrorismo.

“La justicia de Estados Unidos dice que el avión es venezolano y le reprocha a la empresa iraní que no haya registrado la venta. No hay ninguna causa, acusación o elemento que haga sentir que esta gente esté demorada así. No hay nada allí que indique que esta gente esté cometiendo algún delito”, remarcó el embajador.

Ante la situación, un importante ministro del Gabinete de Nicolás Maduro consideró que se trató de “una acción totalmente violatoria de la legalidad internacional y los derechos humanos de los tripulantes”.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario socialista señaló que fue “una vergüenza que las instituciones argentinas se presten para secuestrar el avión de carga venezolano y a su tripulación”, al seguir “órdenes directas de Washington”. Por su parte, Laborde aclaró: “No hay ninguna protesta del gobierno venezolano a la cancillería o a la embajada”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, le reclamó este martes al mandatario Alberto Fernández que libere a los tripulantes venezolanos del avión retenido en Ezeiza y afirmó que el país parece “un distrito de Estados Unidos”.

Ortega subrayó que el presidente argentino “tiene secuestrados” a los tripulantes y que “da vergüenza estar en la CELAC”.

“Alberto Fernández está haciendo un papel más vergonzoso, más triste, más degradante que el que hace Almagro, que abiertamente es instrumento de los gringos. Tiene secuestrados a 11 o 12 hermanos venezolanos simplemente porque así lo ordenan desde Washington”, advirtió el nicaragüense.

Pedido de EEUU

A principios de agosto el Departamento de Justicia de Estados Unidos transmitió una solicitud a las autoridades argentinas para incautar un avión de carga Boeing 747-300, luego de que se revelara una orden de incautación emitida por la corte de Distrito de Columbia el 19 de julio pasado.

En la orden de incautación de la Justicia de Columbia se indicaba que el avión de fabricación estadounidense “está sujeto a decomiso en base a violaciones de las leyes de control de exportaciones” de ese país y que en este caso la violación estaría relacionada “con la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air, una aerolínea iraní” a una firma venezolana.

Cuando se comunicó la decisión de la Justicia de Columbia, el departamento de Justicia norteamericano recordó también el supuesto vínculo de Mahan Air al Hezbollah con a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC-QF), una organización sindicada como terrorista por los Estados Unidos.

El dictamen de la fiscalía de Lomas de Zamora y la decisión de Villena se conoció después de que ayer el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela criticara en duros términos a la fiscal Incardona.

Esas críticas generaron que la Procuración General de la Nación (PGN), interinamente a cargo de Eduardo Casal, enviara una nota a la cancillería argentina para expresar su “profunda preocupación institucional”. El texto lleva la firma del titular de la secretaría de Coordinación Institucional de la PGN, Juan Manuel Olima Espel, y fue dirigido al secretario de Relaciones Exteriores de la Cancillería, Pablo Tettamanti.

Contenido Relacionado