APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

29 de Junio de 2022 - Nota vista 1842 veces

Qué se pronostica para julio en Entre Ríos

Julio es uno de los meses en los que históricamente se observan las menores precipitaciones del año sobre el centro y norte del país. Al respecto, el meteorólogo Leonardo De Benedictis, indicó que en Argentina hay zonas que ya llevan más de 60 días sin precipitaciones, y no se prevé que esto se revierta en el corto plazo.

Hay sectores en los que se han dado algunas lluvias, pero en cuanto a los registros observados se encuentran muy lejos de los parámetros normales para el mes de junio. Sólo se ve una situación inversa sobre la región patagónica, especialmente en la franja cordillerana, zona que tuvo lugar a abundantes y constantes lluvias y nevadas de variada intensidad.

Según el especialista, para el mes venidero se prevé que las lluvias y nevadas sobre el sector cordillerano de la Patagonia podrían estar potenciadas, por lo que los registros superarían los niveles medios de julio, mientras que sobre la cordillera de Cuyo y la Mesopotamia, las precipitaciones serían inferiores a los niveles normales.

El resto del país muestra características bastante homogéneas, esperándose niveles normales de lluvia, aunque esos niveles promedios, son históricamente muy escasos para la época del año.


Seguirán las heladas

Al analizar la situación de las temperaturas en el país, De Benedictis explicó que es el momento en el que climáticamente se registra el promedio más bajo del año, pero no todos los años se ve el mismo comportamiento, ya que, en muchas ocasiones, la propia variabilidad anual puede causar algunas “correcciones” y generar pequeñas modificaciones.

“En este año en particular, tanto mayo como junio fueron meses muy fríos en nuestro país, con importantes anomalías negativas”, manifestó y pronosticó: “Para julio podemos esperar un comportamiento similar, pero no tan exagerado como los últimos dos meses, presentando una leve anomalía positiva sobre la franja central y parte de la región patagónica, mientras que sobre el Litoral y el NEA se observaría una tendencia similar a los promedios normales”.

Finalmente, aclaró que “esta proyección no impide la formación de heladas de gran magnitud, por el contrario, refuerza la idea de irrupciones de aire frío espaciadas por períodos algo más cálidos”, publicó en Meteored.


Contenido Relacionado