APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

LIGA ARGENTINA LUCHA CONTRA EL CÁNCER - 25 de Junio de 2022 - Nota vista 914 veces

LALCEC cumple 50 años y los celebra agradeciendo a toda la comunidad

Por Liz Cané

LALCEC Concordia, cumple 50 años, trabajando en la prevención de enfermedades con cáncer, brindando asistencia en cuanto a la realización de estudios, análisis, seguimiento de tratamientos, destinado a todas aquellas personas, que no cuenten con obra social o no puedan costear los estudios.

Esta fundación que nace por iniciativa de personas y familiares de enfermos de cáncer y con el acompañamiento de la pareja Prince, lograron que esta institución, alcanzara sus objetivos a largo plazo. Hoy con 50 años de vida continúan ayudando, bajo los mismos lineamientos que la vieron nacer.

La titular de LALCEC Concordia, Sra. Margarita Damino de Hourcade, conversó con cronista de Diario El Heraldo quien nos hizo un breve recorrido por la historia de esta prestigiosa institución, desde sus inicios, hasta alcanzar sus 50 años este próximo 28 de junio.

La institución nace por la iniciativa de familias y personas que habían tenido enfermos de cáncer, se unen y se movilizan, junto con el matrimonio Prince, que hacía poco que estaban instalados en Concordia. Comenzaron a trabajar, creando la Fundación. Viajaron a Buenos Aires, se entrevistaron con autoridades de LALCEC Central y lograron este objetivo importantísimo, el nacimiento de una filial en nuestra ciudad, un 28 de junio de 1972.

A partir de este momento, comenzó un trabajo comprometido de todas las personas que colaboraron con esta importante entidad, que tiene como objetivo, la prevención del cáncer.


En principio era una filial, dependíamos de nivel central, después obtuvimos personería jurídica, somos autónomos, los recursos son propios, no recibimos subsidios ni de LALCEC, ni del gobierno; todo lo que logramos es lo que se recauda con la cuota de socio y con la venta que tenemos de la tiendita, como le llamo cariñosamente.

Nosotros contamos con varias campañas al año. Podemos decir orgullosas que durante los 50 años se cumplieron los objetivos y se siguen cumpliendo, siempre bajo los lineamientos que nos marcaron y nos marcan desde LALCEC Central. Porque todas las filiales del país tienen que seguir la misma línea.Además, lo que nos legaron nuestras anteriores presidentes es continuar con los mismos objetivos. Tenemos campañas de prevención de cáncer de pulmón, de próstata, de colon, de útero, de mama, de piel, en distintas épocas del año.

Tenemos que destacar que mucha gente viene a consultar, a realizarse los estudios, una mamografía, una ecografía, un análisis y nosotros desde LALCEC los ayudamos y les solventamos los gastos de esos estudios.

Hemos incorporado un consultorio ginecológico que atiende un médico que viene dos veces al mes, destinado a las mujeres que se anotan previamente solicitando un turno. Se las atiende y si es necesario hacerles un papanicolau se las ayuda para que se hagan todos los estudios requeridos.

Esta ayuda está destinada a personas que no tienen obra social, eso lo recalcamos, es para aquellas personas que no cuentan con cobertura de salud y no tienen posibilidades de pagar un estudio médico. Y fuera de las campañas atendemos a las personas que necesite y que venga con una indicación médica. También tenemos el Crom, que es donde hacen gimnasia las operadas de cáncer de mamas, se hace drenaje linfático, eso es todo gratuito.

Además contamos con una señora que viene a dar ayuda espiritual, para aquellas personas que lo necesiten, que se encuentren deprimidas, yo siempre digo, la palabra cáncer paraliza. Por eso desde LALCEC, además de ayudarlas con los estudios, les marcamos también el camino que deben transitar, que a veces no son solo los estudios, hay que operarse y recuperarse, y nosotros les vamos abriendo ese camino para que encuentren soluciones.

Nos ha tocado ayudar a personas que verdaderamente no sabían qué hacer, a donde ir, ante esta situación. Hemos tenido muchos casos de personas que vienen, nosotras nos contactamos con médicos que atienden en el hospital y las derivamos y logran ser atendidas.

Hace poco tuvimos el caso de dos mujeres que las atendimos, les abrimos el camino, que ya están operadas, que están haciendo tratamiento, que se están recuperando, y que están bien. Además de eso brindamos un acompañamiento, una guía para que puedan hacerse todos los estudios y continuar con sus tratamientos en el caso que sean necesarios.

Siempre digo que ayudar a otros no cuenta, y es tan reconfortante poder brindarle un apoyo en momentos difíciles de la vida. Personalmente debo confesar que también padecí cáncer, pero nunca le tuve miedo, gracias a Dios siempre estuve bien, porque nunca me deprimí, todo lo contrario, siempre luché para salir adelante. Pero no todos somos iguales. Todas las ayudas que podemos realizar lo hacemos, y todas las cosas que hacemos sale de los fondos de la tiendita, de las donaciones, porque la comunidad de Concordia es muy generosa, tenemos gente que voluntariamente hace aporte de dinero, a parte de los que pagan la cuota social, que es una colaboración que cobramos, en este momento novecientos pesos al año. Acá la gente paga para colaborar y para que nosotros podamos atender a las personas que no cuentan con recursos para afrontar esta enfermedad. Es buenísimo que la gente se asocie y colabore.

Debemos destacar, en cuanto a la mayor atención que se realiza a mujeres con problemas de cáncer de mama y útero, las pacientes que viene a LALCEC es para hacerse mamografía, ecografía. Mucha gente viene a LALACEC para las distintas atenciones, cuando hacemos la campaña nos quedamos cortas. Y después en marzo regalamos mamografías. Durante el año siempre están solicitando diferentes estudios.

Creo que la gente ha tomado conciencia, que la prevención es muy importante y se hacen los estudios, los que por ahí están un poquito más reticentes son los hombres; ya que son sus propias mujeres que los anotan para que se realicen los estudios para el cáncer de próstata. Nosotras hacemos el PSA también cuando realizamos la campaña de cáncer de próstata, hacemos los análisis. Y si tiene un grado de peligro, por los valores que obtiene de los análisis, se los deriva a un médico especialista.

Para celebrar los 50 años de LALCEC Concordia nosotros decimos que todo el año vamos a estar de celebración, siempre vamos a ir haciendo algo.

 El 28 es el día fundacional, por eso vamos a realizar una ceremonia en conmemoración de estos 50 años. Va a haber un descubrimiento de placa, está invitado el Sr. Intendente de Concordia, el Presidente del Concejo Deliberantes, el Secretario de Salud, como autoridades representativas.

 Después se va a entregar un recordatorio a las ex presidentes y en el caso de que ya no estén, a los familiares, también vamos a compartir un pequeño brindis.

Quisiera contarles que estamos haciendo un libro con los 50 años de LALCEC, todavía no sabemos si en julio o agosto lo vamos a presentar, no nos quisimos apurar pero está casi listo. En agosto se va a hacer el Té Bingo y en septiembre dos eventos destacados, un gran desfile show y la maratón de LALCEC.

Para nosotros lo más importante es ayudar a la persona que necesita de LALCEC, en todos los aspectos, mas allá de los estudios que realizamos, también el acompañamiento es fundamental. Las experiencias que vivenciamos con la gente que se nos acerca pidiendo ayuda nos deja una gran satisfacción, el poder ayudar desde lo humano es maravilloso.

Del año y meses que estoy presidiendo LALCEC Concordia, se acercó a nosotros una chica con un panorama preocupante, nos llamaba casi todos los días y nos planteaba sus problemas, nosotras la hicimos ver por una ginecóloga que luego la derivó a otro médico ginecólogo; se realizó todo el seguimiento, la hicimos venir aca, la hablamos y finalmente se operó.

El médico le había dado un panorama negro y poco alentador, como que debía ir a quimioterapias. Lo importante es que se fue recuperando; nos envió un audio días previos a la navidad, que aparentemente no era malo, y que todo se revirtió. Nosotros no sabemos si fue un milagro o qué pasó.

Pero hasta el día de hoy ella nos manda mensajes de agradecimiento; esto a nosotras nos llena de satisfacción.

Otra chica también que hace poco se operó, nos vino a pedir porque no conseguía turnos, hablamos al hospital y logramos ayudarla, se operó y esta bárbara. Y siempre nos agradece el haber podido ayudarla cuando más necesitaba. Estas son las satisfacciones que nos llenan de vida y energía a nosotras, que nos ayudan a continuar por esta causa maravillosa que es ayudar al que necesita.

Quien viene a LALCEC es porque necesita ayuda, y poder hacerlo nos brinda mucha felicidad y mucha paz; porque uno a veces puede ganar mucho dinero y estar muy bien económicamente, y a lo mejor nunca sintió esa satisfacción que te da el ayudar. Personalmente, hasta me emociona hablar de esto, porque al ayudar a una persona y al ver que esa persona está realmente agradecida, sentimos algo verdaderamente especial. Cuando vos estás haciendo una obra y estás ayudando a alguien, eso te vuelve mucho más.

Nosotras acá estamos trabajando todas alegres, contentas, comprometidas y predispuestas, no tenemos tiempo de nada que no sea enfocarnos en brindar una ayuda al que lo necesite.

Nuestro mensaje es por favor prevengan, háganse los estudios, vengan a LALCEC los que no tengan obra social, que los vamos a atender con todo gusto y les vamos a allanar el camino, desde el acompañamiento. No hay que tenerle miedo al cáncer, hay que aceptarlo y darle pelea. No hay que rendirse antes de tiempo y acá en LALCEC tienen las puertas abiertas los días lunes, miércoles y viernes de 9:00 a 11:00 horas.

Antes de finalizar quiero agradecer a toda la comunidad que siempre está colaborando con LALCEC, como también agradezco a diario El Heraldo que nos vino a realizar esta entrevista con motivo de celebrar los 50 años de nuestra querida LALCEC Concordia; gracias por informar con la verdad en todo nuestro quehacer local y regional”. Finalizó.


Contenido Relacionado