APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Ecología

18 de Junio de 2022 - Nota vista 791 veces

Humedales, ambientes protegidos en el Parque San Carlos

El 5 de junio se celebró el día mundial del ambiente, fecha que busca despertar la atención de la sociedad sobre las problemáticas ambientales.

Una pregunta recurrente en estas fechas es “¿Por qué conservamos el ambiente?” a lo cual, una de las respuestas más comunes es “por qué debemos asegurar que las futuras generaciones vivan en un mundo mejor”. Sin embargo, al ritmo que destruimos nuestro planeta y perdemos nuestra biodiversidad es posible que las presentes generaciones no lleguemos a gozar de un ambiente pleno.

En este sentido podemos mencionar a los humedales, uno de los ambientes más amenazados del mundo. Si bien sólo el 6,4 % de la superficie terrestre está cubierta por este tipo de ambiente, son considerados entre los más productivos del planeta.

Los humedales son áreas donde el agua es el principal factor que controla el medio y la vida vegetal y animal asociada con él. Es decir que el agua, presente de forma permanente o temporal, es su rasgo distintivo. A su vez, nos brindan una larga lista de bienes y servicios: filtran, depuran y almacenan agua, amortiguan las inundaciones, recargan aguas subterráneas, retienen sedimentos y nutrientes que mejoran la calidad del agua y fertilidad del suelo, ofrecen hábitat, alimento y refugio para la biodiversidad, resguardan especies con interés económico, proporcionan alimento, madera, productos farmacológicos y de interés ornamental, ofrecen ambientes de interés paisajístico, turístico, comercial, cultural, científico y educativo, mitigan el cambio climático, constituyen corredores biogeográficos, protegen las costas de las erosiones y actúan como “infraestructura natural” para reducir el riesgo de fenómenos extremos como tormentas, inundaciones y sequías. Es decir que su destrucción, no sólo perturba a la vida que contiene, sino que nos afecta directamente de manera negativa.

Aunque son muy claros los beneficios que nos brindan, en los últimos 100 años el planeta ha perdido un 70 % de sus humedales, siendo el drenaje del agua, la contaminación, el relleno y la modificación de sus caudales por el urbanismo y negocios inmobiliarios no planificados, el avance de la agricultura y la ganadería intensiva, las principales amenazas que ponen en riesgo su permanencia. Por otro lado, la subvaloración de estas áreas por parte de la sociedad acarrea una serie de creencias erróneas como por ejemplo que son lugares donde se “cría” el mosquito vector del dengue y otras alimañas, tratándolos por consiguiente como terrenos “baldíos o inservibles”.

En nuestro Parque San Carlos, podemos encontrar este tipo de ambiente que por Ordenanza Municipal Nº 36.802 de Protección de Humedales se encuentran preservados. Por eso, no solo deberíamos considerarnos afortunados de poder contar con una vasta red de este ecosistema y gozar de los numerosos beneficios que nos brindan, sino que también debemos bregar por su cuidado.

      “A nuestros ambientes los cuidamos entre todos”


Dr. Eduardo Etchepare

Mesa de Amigos del Parque San Carlos

Contenido Relacionado