APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Agro

Cambio climático - 10 de Junio de 2022 - Nota vista 312 veces

Nueva Zelanda quiere poner un impuesto a los eructos de vacas y ovejas

Estos animales expulsan metano a través de sus gases durante la digestión. Casi la mitad de las emisiones contaminantes del país proceden del sector agrícola.

El gobierno de Nueva Zelanda quiere imponer tasas a las emisiones contaminantes producidas por los eructos del ganado, en un país donde hay dos vacas y cinco ovejas por habitante.

De esa manera, la premier Jacinda Ardem planea combatir los efectos del cambio climático. De ser aprobada la medida, se convertiría en el primer país en que los agricultores paguen por las emisiones del ganado.

Nueva Zelanda tiene una población de cinco millones de habitantes. Casi la mitad de las emisiones del país proceden del sector agrícola, principalmente de sus 26 millones de ovejas y 10 millones de vacas.

Estos mamíferos rumiantes expulsan el metano producido durante la digestión a través de sus eructos y gases.

Qué dice el plan del gobierno neocelandés para gravar los eructos del ganado

Según el borrador del plan elaborado por funcionarios del gobierno y representantes del sector agrícola, los agricultores tendrán que pagar por sus emisiones de gas a partir de 2025.

“Todos estamos comprometidos a imponer tasas a las emisiones agrícolas para asegurar su reducción a partir del 2025″, dijo en un comunicado el ministro de Agricultura, Damien O’Connor.

En tanto, el ministro de Cambio Climático, James Shaw, afirmó: “No hay duda sobre la necesidad de reducir la cantidad de metano que expulsamos a la atmósfera, y un sistema eficaz de fijación de precios de emisiones para la agricultura desempeñará un papel clave”.

Habrá incentivos a agricultores para reducir emisiones contaminantes

La propuesta es impulsada también por la alianza de asociaciones del sector primario He Waka Eke Noa.

El plan incluye incentivos para agricultores que reduzcan las emisiones. Incluso podrán compensar impuestos con la plantación de bosques.

“Nuestras recomendaciones permiten la producción sostenible de alimentos y fibras para las generaciones futuras mientras desempeñan un papel justo en el cumplimiento de los compromisos climáticos”, dijo Michael Ahie, presidente de He Waka Eke Noa.

Los daños que produce el gas metano en el ambiente

El gas metano es dañino para el ambiente, pero tiene un impacto de más corta duración frente a las del dióxido de carbono y el óxido nitroso, este último vinculado al uso de fertilizantes.

El sector agrícola representa el 10% del PBI de Nueva Zelanda y el 65% de los ingresos por exportaciones.

El país aspira a alcanzar para 2050 la neutralidad de emisiones contaminantes. (TN)

Contenido Relacionado