APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

12 de Mayo de 2022 - Nota vista 377 veces

Verónica Celia, empresaria de Buenos Aires para El Heraldo

La empresaria reflexiona sobre las variables y cualidades necesarias para sortear conflictos y crecer en medio de contextos desfavorables.

Por poco nos habituamos a la triste postal de repetidos carteles de venta o alquiler pegados en las persianas bajas de los locales comerciales. Caída del consumo, falta de incentivos fiscales y una pandemia que nadie esperaba fueron las principales causas de este lúgubre paisaje.

Pero ¿por qué hay empresas que pueden darle batalla a cualquier contexto negativo?

Mi caso representa el de tantas otras empresas nacidas en pandemia en medio de la incertidumbre y los cierres sanitarios.

Como fundadora de una empresa de zapatos, debí enfrentarme a situaciones complejas pues la cuarentena operó en contra del consumo.

Fue allí cuando hubo que repensar el negocio y poner en marcha la maquinaria de la venta online.

Apelando al ingenio, decidí activar una original propuesta; un servicio de envío de productos a domicilio . Fue un plus muy valioso poder acercar a la casa de la clienta hasta seis pares de zapatos con una alfombra que le permitiera probarse los modelos elegidos.

 Nosotros nos encargamos del envío y del retiro, hoy no existe un servicio así en la industria a la que pertenecemos. Este valor agregado nos permitió diferenciarnos y crecer.

La pregunta que cabe hacerse es pues ¿cuál es el factor que determina un caso de éxito?

 ¿Por qué mientras la mayoría de las empresas se achican, otras se expanden?

Y la respuesta es simple. Hay que tener la suficiente cintura para hacer frente a los contextos adversos a fuerza de creatividad y valentía.


Contenido Relacionado