APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Ecología

23 de Abril de 2022 - Nota vista 1856 veces

Habitantes del parque San Carlos: La tortuga pintada o morrocoyo

La tortuga pintada o morrocoyo (Trachemys dorbigni), es una especie de tortuga que pertenece a la familia Emydidae y que la podemos encontrar en nuestro Parque San Carlos. En América del Sur ocupa un pequeño territorio comprendido entre el nordeste de Argentina, Uruguay y sur de Brasil.

Su tamaño varía entre 26 a 28 cm, siendo las hembras más grandes que los machos. Se reproduce entre los meses de diciembre y enero, colocando entre 6 y 20 huevos por puesta, pudiendo tener más de una puesta por temporada. En el caso de esta tortuga, el sexo se determina por la temperatura, es decir que cuando los huevos se desarrollen a una temperatura inferior a los 27 °C nacerán machos y por el contrario, por encima de este valor nacerán hembras. La incubación dura de dos a tres meses y cuando nacen los nuevos individuos ya son independientes.

Es común encontrarla en ríos, arroyos, cañadas, lagunas y tajamares aunque prefiere lugares con poca corriente. En estos sitios podemos verla tomando sol, ya que son animales ectotermos, es decir que regulan su temperatura a partir de la temperatura ambiental. Aquí también es donde se alimentan, incorporando en su dieta caracoles, crustáceos, insectos, peces, carroña, aves, anfibios y plantas acuáticas.

Lamentablemente es considerada en nuestro país como una especie vulnerable, esto nos indica que de no tomarse acciones para protegerla, su situación podría empeorar y estar cercanas a desaparecer (Amenazadas o En Peligro de Extinción). Sus principales amenazas son el mascotismo, ocupando el segundo lugar en el comercio ilegal de reptiles autóctonos después de la tortuga de tierra y la destrucción de sus ambientes nativos. Nuestro parque no está exento de estas amenazas, por lo que cuidarlo garantiza la protección de los individuos que lo habitan.

Contenido Relacionado