APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Delfina Macdonald Geobiología Aplicada - Feng Shui - 9 de Abril de 2022 - Nota vista 683 veces

Feng shui: las plazas

No es casual que a través de la historia las plazas o centros de las ciudades sean el punto de encuentro de la gente y de vital importancia para el crecimiento y la salud de las ciudades.

En los centros urbanos nos encontramos literalmente cercados por la energía Fuego. Debajo de las veredas aparecen cables de luz, de teléfono o de redes, que crean campos eléctricos y magnéticos cuya potencia distorsiona la energía ambiental y afecta nuestro organismo, ya que estamos “caminando sobre fuego”.

En una plaza convergen favorablemente las cinco energías, las cinco fuerzas, o cinco elementos que conforman el Qi en la naturaleza: el Agua, la Madera, el Fuego, la Tierra y el Metal. La energía nace con el agua y así progresivamente se va transformado y generando paso a paso, cada una de las otras energías, se van renovando y equilibrando mutuamente, como una rueda que va girando.

Al estar presentes todas las fases de la energía, las plazas se convierten en una “usina renovable”, cual surtidor para las personas, los animales y las plantas. Para que esa energía repercuta favorablemente en el entorno, debemos cuidar y visitar las plazas.

Una forma de asegurar la fluidez del Qi, es colocar diferentes elementos y accesorios representativos y distribuirlos en los sitios correspondientes a cada energía, según los puntos cardinales. Por ejemplo: Agua: bebederos, fuentes, el agua debe renovarse, estar limpia, las aguas en movimiento o danzantes le aportan un plus adicional; Madera: las mejores plantas y árboles son los de la zona, podarse en la estación adecuada y reemplazar las especies deterioradas o secas; Tierra: tiene que recibir la influencia del sol y la luna, por lo que los árboles, plantas, bancos, estatuas, se ubicarán dejando espacios suficientes y por último el Metal puede estar en las pérgolas, comederos para pájaros, pedestales de hierro de la iluminación o cualquier otro objeto decorativo con formas redondas. Otro aspecto a considerar son las calles que conducen a las plazas, pues son ríos de energía; debieran ser de tránsito fluido.

Las plazas son los “cruces de caminos del mundo”, la gente se siente atraída como a un imán por esos poderosos “puntos energéticos”. En ellas han celebrado miles de personas el fin de las guerras, los triunfos electorales, los finales de clases o el año nuevo.

 ¡LAS PLAZAS SON PUNTOS FOCALES DE ENCUENTRO y

CELEBRACION...!


Contenido Relacionado