APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

LOS ESPECIALISTAS DICEN QUE MAÑANA PUEDE DAR COMIENZO, LA GUERRA SERÍA INEVITABLE - 15 de Febrero de 2022 - Nota vista 781 veces

Rusia ha rodeado a Ucrania por tres lados

(CNN) -- Rusia ha acumulado más de 100.000 soldados cerca de la frontera de Ucrania en las últimas semanas, según estimaciones de Estados Unidos, lo que genera temores entre los funcionarios de inteligencia occidentales y ucranianos de que una invasión podría ser inminente.

A medida que se realizan frenéticos esfuerzos diplomáticos para evitar la guerra, los analistas advierten que el Ejército de Rusia representa una amenaza inmediata para Ucrania.

Pero si ocurriera una invasión, no está claro desde dónde comenzaría. Rusia ha creado puntos de presión en tres lados de Ucrania: en Crimea al sur, en el lado ruso de la frontera de los dos países y en Belarús al norte.

Aquí están los tres frentes que Ucrania y Occidente están observando, y los recientes movimientos rusos detectados en cada uno.

Este de Ucrania

Se ha prestado la mayor atención a las regiones separatistas de Donetsk y Luhansk, donde las fuerzas ucranianas y los separatistas respaldados por Rusia han estado en conflicto desde 2014.

La principal suposición de quienes observan los movimientos rusos es que Moscú podría aumentar el poderío militar que ya posee en la región, por lo tanto, el este de Ucrania se convierte en la posición más fácil desde la cual lanzar una invasión.

Las imágenes satelitales obtenidas por CNN muestran que una gran base en Yelnya, que albergaba tanques, artillería y otro armamento se ha vaciado en gran medida, y aparentemente el equipo se ha trasladado mucho más cerca de la frontera en los últimos días.

Grandes cantidades de armamento se trasladaron a la base a fines de 2021 antes de desaparecer, incluidos unos 700 tanques, vehículos de combate de infantería y lanzadores de misiles balísticos. Los videos de las redes sociales desde entonces muestran algunos de esos equipos en trenes y carreteras mucho más al sur en la región de Bryansk, que está cerca de Ucrania. El armamento y los vehículos son de las mismas unidades que se habían posicionado previamente en Yelnya.

Stephen Wood, director sénior de la compañía de imágenes satelitales Maxar, le dijo a CNN: “Me parece que una cantidad considerable de vehículos [tanques, artillería autopropulsada y otros vehículos de apoyo] han partido del parque de vehículos del noreste; vehículos blindados adicionales partieron del aparcamiento de vehículos más céntrico”.

Mientras tanto, el aumento de la actividad en los óblasts de Kursk y Belgorod, que limitan con el noreste de Ucrania, se suman a las preocupaciones.

“Observamos una afluencia masiva de vehículos y personal en Kursk”, advirtió en Twitter Konrad Muzyka, experto en seguimiento de movimientos militares de Rochan Consulting.

Phillip Karber, de la Fundación Potomac en Washington, quien también ha estudiado en detalle los movimientos de las tropas rusas, le dijo a CNN este mes: “La formación ofensiva más fuerte de Rusia, el Primer Ejército de Tanques de la Guardia, que normalmente está estacionado en el área de Moscú, se ha movido 400 kilómetros hacia el sur y se está reuniendo en el área óptima para una rápida ofensiva blindada en la ruta de invasión Khursk-Kyiv”.

Belarús

La preocupación también ha aumentado por una gran acumulación de soldados rusos en Belarús, un país estrechamente aliado con Moscú que podría proporcionar otra forma de ingresar a Ucrania.

Se cree que el despliegue de Moscú en Belarús es el mayor allí desde la Guerra Fría, con “unos 30.000 soldados de combate esperadas, fuerzas de operaciones especiales Spetsnaz, aviones de combate que incluyen SU-35, misiles de doble capacidad Iskander y sistemas de defensa aérea S-400”, según el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el 3 de febrero.

También es el ejercicio más grande que las fuerzas armadas de Belarús han realizado en cualquier época del año, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés). El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que el propósito de los simulacros, llamados “Resolución aliada-2022”, incluía repeler la “agresión externa”.

Algunos temen que la acumulación apunte a un plan ruso para avanzar hacia Kyiv desde el norte. Un diplomático europeo le dijo a CNN a principios de este mes que la concentración de fuerzas es una “gran, gran preocupación”, y señaló que esta sería la pieza faltante que Moscú necesitaría para lanzar un ataque rápido contra la capital ucraniana.

Los simulacros conjuntos también proporcionarían cobertura para un movimiento de flanqueo a través de Belarús y hacia el norte de Ucrania, advierte el CSIS.

Y las imágenes satelitales publicadas por Maxar parecen mostrar que el ejército de Rusia ha avanzado en los despliegues en varios lugares de Belarús. Es probable que los despliegues estén relacionados con los ejercicios conjuntos, pero otras fotografías muestran campamentos que se establecen cerca de la frontera con Ucrania, a cientos de kilómetros de donde se llevan a cabo los ejercicios.

Sin embargo, si Rusia se centrara en la frontera de Belarús como punto de entrada a Ucrania, la ruta estaría plagada de dificultades.

Los soldados rusos tendrían que sortear los pantanos de Pinsk, también conocidos como los pantanos de Pripet, uno de los humedales más grandes de Europa, que se extiende a ambos lados de la frontera entre Belarús y Ucrania, un terreno denso, inundado y densamente boscoso que se extiende a lo largo de 269.359 kilómetros cuadrados.

Esa región obstruyó a las fuerzas nazis durante la Operación Barbarroja, la condenada invasión alemana de la Unión Soviética, en 1941.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, “los pantanos pueden ser difíciles, en algunos lugares probablemente imposibles, para que las fuerzas mecanizadas los atraviesen cuando están mojados”.

Crimea

La península anexada por Rusia en 2014 proporcionaría un escenario natural para cualquier nueva operación, pero no está claro si Moscú intentaría lanzar un movimiento hacia Ucrania desde Crimea.

Maxar ha observado un gran despliegue de tropas y equipos. Evalúa que más de 550 tiendas de campaña de tropas y cientos de vehículos han llegado al norte de la capital de Crimea, Simferopol.

Luego, Maxar identificó por primera vez este jueves un nuevo despliegue cerca de la ciudad de Slavne en la costa del noroeste de Crimea, que incluía vehículos blindados.

Esos nuevos despliegues se observaron el mismo día que varios buques de guerra rusos llegaron a Sebastopol, el puerto principal de Crimea. El Ministerio de Defensa ruso publicó imágenes el jueves de seis grandes buques de asalto anfibio en el puerto.

La Armada de Ucrania respondió que “Rusia continúa militarizando la región del Mar Negro, transfiriendo buques de asalto anfibio para ejercer presión sobre Ucrania y el mundo”.

Las fuerzas navales de Ucrania “están listas para el desarrollo de cualquier escenario y provocación, para defender al país desde el mar”, agregó.

Cualquier movimiento hacia el sur de Ucrania podría contar con la ayuda de tropas en Transnistria, la región disidente de Moldavia apoyada por Rusia, donde también se ha informado de una acumulación.

Los analistas del CSIS dicen que las tropas rusas podrían intentar un golpe de estado en Odessa, una ciudad portuaria ucraniana al noroeste de Crimea, “navegando sus buques anfibios directamente al puerto de Odessa y moviéndose directamente a la ciudad”.

Llama a tal movimiento “una operación de gran ganancia pero también de alto riesgo”. Odessa es una ciudad muy poblada y el combate urbano allí favorecería a quienes la defienden, mientras que las fuerzas rusas tendrían que eliminar las defensas aéreas de Ucrania y luego unirse a las tropas que llegan desde el este del país.

Contenido Relacionado