APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

25 de Enero de 2022 - Nota vista 635 veces

España: detuvieron a una enfermera argentina que vendía certificados falsos de coronavirus

La mujer formaba parte de una banda que cobraba entre 200 y 1000 euros por cada pase sanitario apócrifo. Había narcos y famosos entre sus clientes.

En España, la policía desmanteló a una banda que se dedicaba a falsificar pasaportes COVID y tests PCR. Una enfermera argentina que vive en el país europeo era parte del equipo.

Los delincuentes los vendían a músicos y narcos de renombre, entre otros, a través de un sistema pensado detalle por detalle.

En las últimas horas, las autoridades locales detuvieron en Barcelona y Madrid a los siete integrantes del grupo. Se trata de seis hombres de nacionalidad española y la mujer argentina, que tiene 38 años de edad y aún se desconoce su nombre.

Según agregaron los medios locales, estos cobraban aproximadamente 50 euros a cambio de una prueba PCR negativa. En cuanto al pase sanitario, pedían entre 200 y 1.000 euros en los que contaran dos o tres dosis de la vacuna.

La red operaba desde Francia y llegaba a varios países de la Unión Europea. Tenían como clientes a personas conocidas, como por ejemplo el cantante Omar Montes, uno de los artistas más escuchados de España en Spotify.

Sin embargo, Montes se defendió de las críticas a través de una historia de Instagram: “Buenos días a todos! Soy Omar Montes y estoy vacunado. Estoy muy concienciado con el uso de las vacunas como parte de la solución de la pandemia. No puedo controlar todo lo que se pueda decir de mí, pero sí puedo demostrar cuando sea necesario todas estas falsedades. Una mentira más. ¡Sigo trabajando! Abrazos desde Miami”, escribió el compositor que el año pasado tuvo que cancelar un show tras negarse a usar barbijo.

Además, tenían otros clientes VIP relacionados con el mundo del robo y las drogas: A.M.C., quien es conocida como la “reina de la coca” y vendió 100 kilos de cocaína en un año. El otro es S.R.G., también llamado Moli, un ladrón de joyas especialista en cajas fuertes.

Una vez que los implicados recibían el pago, que solían pedirlo en criptomonedas para dificultar ser rastreados por las autoridades, los clientes obtenían un código QR que contenía el falso certificado.

La investigación comenzó hace pocas semanas, cuando los agentes detectaron anuncios que ofrecían pruebas PCR falsas y pasaportes Covid falsificados. (TN)

Contenido Relacionado