APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

20 de Enero de 2022 - Nota vista 391 veces

Siguen secándose lagunas santafesinas

La bajante histórica de los ríos en la costa Este de esta provincia, consecuencia de la crisis climática, provoca cambios drásticos en la vida ambiental afectando a la flora y la fauna de la región.

En medio de la ola de calor que está azotando el país, hay una bajante histórica en el Río Paraná debido a la falta de lluvia: registra la medición más baja en lo que va del siglo con 22 centímetros por debajo del cero.

Estas condiciones críticas han provocado una extrema sequía en algunas zonas del territorio argentino. Debido a esto, la Laguna Paiva, ubicada a 40 kilómetros de la capital santafecina, "desapareció" dejando un paisaje completamente desértico al secarse por completo.

El caso de la laguna de Paiva no es el único en la región: la Laguna Juan de Garay (en la ciudad de Santo Tomé), y la Añapiré, situada en la localidad de Campo Andino, también fueron afectadas por la falta de lluvias, experimentando el mismo proceso, luciendo así un impactante cambio de su fisonomía.

La transformación de las lagunas en tierras secas y quebradizas no ha sido la única consecuencia de la crisis climática, ya que la fauna también se ve alterada ante la falta de lluvias y el bajo nivel del agua provocando la muerte de especies animales como peces y tortugas.(I:Diario Hoy)

Contenido Relacionado