APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

15 de Enero de 2022 - Nota vista 212 veces

Vientos del Sur, la banda argentina que busca triunfar en las “Olimpiadas Sinfónicas”, en Holanda

La Banda Sinfónica Vientos del Sur se formó hace casi dos décadas y se propuso abrir un espacio para jóvenes estudiantes de música. Ahora fueron seleccionados para participar de la edición 2022 del World Music Contest de Kerkrade, el festival holandés considerado el auténtico mundial de las bandas sinfónicas.

Es la primera vez que una agrupación nacional queda seleccionada en el certamen, pero su presentación corre riesgos por el costo de pasajes, alojamiento, seguros, entre otros gastos. El reloj corre y los músicos confían en que la ayuda colectiva llegará a tiempo y hará posible que representen a la Argentina en la tierra de la Reina Máxima.

El proyecto Vientos del Sur se acerca a los 20 años. Nacieron y crecieron con el propósito de generar un espacio para que jóvenes estudiantes de música pudieran sumar “horas de vuelo” con sus instrumentos a través del trabajo que realiza la banda.

Como la conformación instrumental de una banda es diferente al de una orquesta sinfónica, que incluye a todas las familias de instrumentos (es decir, de cuerdas, vientos y percusión), el repertorio que interpreta Vientos del Sur es muy específico.

“El trabajo que hacen los músicos es muy riguroso, por eso es un orgullo haber recibido la invitación para participar del festival en Holanda. Es el encuentro más importante del mundo, participan las orquestas amateurs más prestigiosas y también los compositores referentes del momento, de manera que es una ocasión extraordinaria para representar al país”, dice Hernán Aranda, director de la banda.

“Vientos del Sur”, la banda que intenta contactar a la Reina Máxima para cumplir su sueño y representar a la Argentina

Sin dudas se trata de una oportunidad imperdible, pero los costos pueden hacer imposible cumplir el sueño de Vientos del Sur. “Para viajar debemos reunir el dinero para pasajes, alojamientos, seguros y se trata de presupuestos en euros”, explica María Belén García, integrante de la banda.

Y agrega: “Además de los gastos habituales de viaje, también debemos considerar temas tan importantes como la compra de partituras originales, ya que no está permitido utilizar fotocopias. Para nosotros son números muy elevados, pero pensamos en organizar rifas en nuestras redes sociales, en pedir difusión en los medios de comunicación y buscar ayuda entre influencers”.

Como se trata de una ocasión muy especial para mostrar el talento argentino en el mundo, también intentan llegar a la Reina Máxima, para solicitar su ayuda. Pero, mientras tanto, también apelan a la colaboración del público, empresas y organismos que puedan hacer un pequeño aporte para estar un poquito más cerca de Holanda. Cada grano de arena individual contribuirá para que la banda llegue a destino y se haga la música.


Contenido Relacionado