APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

20 de Diciembre de 2021 - Nota vista 3069 veces

Superinmunidad frente al covid-19

Un estudio sugiere que cada exposición posterior a la vacunación sirve para fortalecer la respuesta inmunitaria a exposiciones posteriores, incluso a nuevas variantes del virus.

Las personas con la pauta completa que se infectan con el SARS-CoV-2 puede adquirir lo que algunos científicos denominan ‘‘superinmunidad’’. Se trata, explican en un artículo que se publica en «Jama», de una mejora de su capacidad inmunitaria para hacer frente a las variantes del virus que causa covid-19.

El estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón (EE.UU), revelan que volver a infectarse genera una respuesta inmune sólida contra la variante Delta.

Los autores dicen que los hallazgos sugieren que es probable que la respuesta inmune sea mucho más efectiva contra nuevas variantes a medida que el virus SARS-CoV-2 sigue mutando.

El trabajo es el primero en utilizar variantes de SARS-CoV-2 en vivo para medir la neutralización cruzada del suero sanguíneo a partir de casos nuevos descubiertos.

«No se puede obtener una mejor respuesta inmune que esta», señala el autor principal Fikadu Tafesse. «Las vacunas son muy efectivas contra enfermedades graves, pero nuestro estudio sugiere que las personas que se vacunan, y luego se contagian, tienen superinmunidad».

Los investigadores han observado que los anticuerpos, medidos en muestras de sangre de casos infectados, eran más abundantes y mucho más efectivos (hasta un 1000 % más efectivos) que los anticuerpos generados dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer.

El estudio sugiere que cada exposición posterior a la vacunación, en realidad, sirve para fortalecer la respuesta inmunitaria a exposiciones posteriores incluso a nuevas variantes del virus.

«Creo que esto nos puede sugerir de un posible final eventual», afirma el coautor Marcel Curlin.

Ahora bien, advierte, esto «no significa que estemos al final de la pandemia, pero indica dónde es probable que acabemos en algún momento: una vez que esté vacunado, y se haya expuesto al virus, probablemente estará razonablemente bien protegido de futuras variantes».

«Nuestro estudio -destaca- implica que el resultado a largo plazo será una disminución de la gravedad de la epidemia mundial».

La inmunidad a las vacunas se está sometiendo actualmente a una prueba en el mundo real contra la nueva variante de Ómicron.

«No hemos examinado específicamente la variante Ómicron, pero basándonos en los resultados de este estudio, anticipamos que las infecciones de la variante Ómicron generarán una respuesta inmune igualmente fuerte entre las personas vacunadas», afirma Tafesse.

El estudio comparó muestras de sangre de un total de 52 personas que fueron vacunados con la vacuna Pfizer.

Un total de 26 personas tuvieron infecciones leves tras la vacunación: 10 con la variante delta altamente contagiosa, 9 no eran delta y siete eran variantes desconocidas.

«Creo que esto nos puede sugerir de un posible final eventual»

Trabajando en un laboratorio de Bioseguridad Nivel 3, los investigadores midieron la respuesta inmune al virus vivo expuesto a muestras de sangre de personas con casos de avance y la compararon con la respuesta inmune al grupo de control.

Descubrieron así que en estos casos se había generado más anticuerpos al inicio del estudio, y encontraron que esos anticuerpos eran sustancialmente mejores para neutralizar el virus vivo.

El estudio subraya el hecho de que la vacunación sigue siendo la clave para poner fin a la pandemia. (ABCes)

Contenido Relacionado