APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

23 de Noviembre de 2021 - Nota vista 526 veces

Bordet y otros Gobernadores peronistas piden un lugar en las PASO de 2023

El Gobernador entrerriano tuvo la primera reunión el día que jugó Argentina-Brasil a pocas horas de la derrota electoral, las reuniones continuaron y están formando un bloque de Gobernadores para avanzar en reclamos grupales, entre ellos asegurar protagonismo en la elección del próximo candidato a Presidente.

Los resultados de las elecciones legislativas aceleraron el reacomodamiento de los gobernadores peronistas. Incluso aquellos que ganaron se quedaron con un sabor amargo y tratan de delinear una estrategia para recuperar espacio en las decisiones nacionales y hasta para incluir algún nombre en la carrera electoral para 2023. Los más activos son el sanjuanino Sergio Uñac, el chaqueño Jorge Capitanich y el riojano Ricardo Quintela, mientras que el cordobés Juan Schiaretti perdió influencia

El partido que la Argentina disputó con Brasil en San Juan sirvió como excusa para que Uñac conversara con Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Raúl Jalil (Catamarca) y Quintela. Fue una suerte de “cumbre” sin presentarla como tal. Más allá del “intercambio de experiencias” que mencionaron públicamente, el eje fue cómo moverse hacia adelante y cómo pararse ante un Alberto Fernández que no termina de definirse.

“Perdieron mucho protagonismo en los últimos tiempos; se replegaron y ahora hay que salvarse. En dos años se juegan muchas cosas. No solo se elige presidente, sino también la mayoría de los gobernadores e intendentes y se eligen senadores: hay que levantar el perfil”.

Después de las PASO, aseguran fuentes de varias provincias peronistas, los legisladores comenzaron a cuestionar temas en las comisiones del Congreso que antes “ni se planteaban”. Esa pulseada anticipa una discusión fuerte por la distribución de las comisiones. “No es lo mismo los que ganaron que los que no”, desliza un referente del norte.

Incluso continúan cuestionando la designación, hace un mes, de Paula Penaca como secretaria parlamentaria del Frente de Todos en Diputados (reemplazó a Cristina Álvarez Rodríguez, que asumió como ministra de Gobierno bonaerense). Legisladores del interior habían pedido que fuera una representante de ese sector. “Ni un gesto, nada”, se siguen quejando.

Los gobernadores del NOA vienen presionando con algunas iniciativas, como la que impulsa una rediscusión de la política energética (la región quedó fuera de los beneficios para zonas frías del gas) y Bordet se desmarcó con la propuesta del diputado Marcelo Casaretto de aumentar los fondos para el transporte de pasajeros del interior.

Un factor que se coló en las conversaciones de los mandatarios después del domingo es que la derrota en Buenos Aires deja mal parado a Axel Kicillof, quien para varios asomaba como el candidato de Cristina

Kirchner para presidente en 2023. Los Gobernadores siguen con atención los movimientos de los intendentes del conurbano, porque saben que sin una pata en esa provincia es imposible generar un volumen político significativo.

Los mandatarios de partidos provinciales –Río Negro y Neuquén– eligen mantenerse al margen de las movidas de sus pares peronistas. Reconocen que podrían aliarse en alguna votación o reclamo puntual que les interese particularmente, pero no más que eso.

En carrera

En el acto del Día de la Militancia Fernández convocó a celebrar internas en la coalición oficialista para las presidenciales de 2023. Capitanich tomó el guante y aseguró que el norte, que tiene un “espacio de incidencia en el país muy grande, debería tener un candidato a las PASO”. Lo dijo, en la misma entrevista en que pidió “corregir” la ley de medios e incluir “algunas regulaciones básicas” para la prensa.

Allegados al riojano Quintela –quien también apoyó unas PASO peronistas– aseguran que se quiere posicionar para las presidenciales, competencia en la que también tiene interés Juan Manzur. Ambos tienen una muy buena relación personal desde antes del desembarco del tucumano en la Jefatura de Gabinete.

Uñac –quien por ahora no se expresó sobre la propuesta de Fernández de una interna– aseguró que su horizonte es estar “dos años” en San Juan. “Falta mucho, falta tanto. Puedo no ver chances ahora y algún día poder tener o ver chances ahora y después no tenerlas. Uno siempre quiere más: a uno le gustan los desafíos”, afirmó ante medios locales.

Los referentes de los gobernadores admiten que, respecto de las candidaturas, deben moverse con “cautela” porque plantear hoy una sucesión es “complicado”, en especial para los distritos que dependen en 80 % de los recursos que gira la Nación. “Fernández es el que tiene la lapicera”. (I:La Nación)

Contenido Relacionado