APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

9 de Octubre de 2021 - Nota vista 1245 veces

Día mundial de los cuidados paliativos

Este 9 de octubre, se celebra el día mundial de los cuidados paliativos, por lo que la Fundación “Cuidados Paliativos Concordia” realiza una caminata desde su sede, en Carriego 66, hasta el anfiteatro de la Costanera donde se cerrará la jornada con show en vivo y sorteo entre toda la gente que haga una colaboración. Además, la Asociación civil “Educando a Cielo Abierto”, presidida por Patricia Jaluf, pintará un mural “en homenaje a quienes, desinteresadamente, brindan toda su dedicación y afecto a las personas, en sus últimos días de vida y también acompañan a sus familiares”; el mismo, estará ubicado en uno de los muros laterales de la escuela de Comercio 1.

Un poco de historia

“La Fundación está activa desde 2017, aunque empezó unos años antes, gracias a Graciela Taylor que es la actual Presidente, quien pasó por una situación familiar, por muchos años, y vio la necesidad de este acompañamiento y se conectó con Stella Maris Solis, que es la enfermera, y con algunos oncólogos porque quería hacer algo”, relata Rosa Ana Sarrailh, una de las fundadoras. “En 2017, ese grupo, que se había formado, invitó a venir a Matías Najún jefe de cuidados integrales del hospital Austral y fundador de ‘El Buen Samaritano’ que tiene un lugar de alojamiento para pacientes en fin de vida donde están acompañados integralmente durante todo el día porque es gente sin recursos”, agregó.

Sarrailh detalló que “nos consolidamos con un grupo de personas que somos los socios fundadores, como ser Sergio Argoitia, Graciela Taylor, Laura Tellerin, Ezequiel Forte, Paula Organbide y yo, donde formamos una comisión directiva donde, además, se encuentran Inés Ingouville, Directora Médica y Stella Maris Solis, Coordinadora, que empezamos a reunirnos hasta que logramos armar el estatuto; recibimos la personería jurídica en agosto de 2018, pero ya habíamos comenzado a formar voluntarios porque esto sin los voluntarios falta una pata muy grande”. “Silvina Medina es de la primera promoción de voluntarios de 2018”, mencionó.

“Más tarde, hicimos un convenio con el hospital Masvernat, respetando la ley de voluntariado nacional; entonces, toda persona que iba acompañando a Inés, va con una credencial firmada por el director y está registrada en la parte de legales del hospital, el cual se comprometió a brindarnos todos los insumos y lo que necesitáramos, salvo que la situación nos desborde y ahí salimos a pedirle a la comunidad”, explicó la socia fundadora.


Qué son los cuidados paliativos

Inés Ingouville, médica paliativista, explicó que “los cuidados paliativos en salud son una estrategia de abordaje para personas que se encuentran cursando una enfermedad crónica y avanzada, para la que no hay posibilidad de cura, o la posibilidad es muy escueta, que pasa con algunos diagnósticos de cáncer, por ejemplo”. “El objetivo principal de los cuidados paliativos es mejorar la calidad de vida de las personas y su familia”, agregó.

Ingouville mencionó que “uno de los puntos innovadores de los cuidados paliativos es considerar la unidad de tratamiento al paciente y a su entorno afectivo significativo, a veces es la familia, a veces un cuidador, a veces los vecinos y, como estrategia, poner el foco en la calidad de vida y no en la enfermedad que esté cursando, es una estrategia que va en paralelo con el equipo médico especialista para esa enfermedad”. “Cuando hablamos de mejorar la calidad de vida, hablamos de mejorar síntomas que causa la enfermedad, síntomas físicos, psicológicos, espirituales; atendemos no solo la biología y el cuerpo de la persona que está transitando la enfermedad, sino también todo el aspecto social, explicó. “Los cuidados paliativos es un abordaje que está pensado para desempeñarlo en equipo interdisciplinario, médico, psicólogo, nutricionista, enfermeros, voluntarios, entre otros", detalló la profesional.

Además, “es una estrategia en salud y, la idea, es que los cuidados estén en todos los ámbitos de la salud por eso decimos que los profesionales deben saber hacer cuidados paliativos básicos con sus pacientes que llegan a una etapa donde ya no pueden mejorar una insuficiencia y que exista un equipo de cuidados paliativos especializados para casos complejos, como manejo de síntomas y desde el punto de vista social”, justificó Ingouville.


Cómo llegan los pacientes a la Fundación

Ingouville, médica especializada, contó que “hoy en día, asistiendo a los pacientes que están internados en el hospital Masvernat que tienen necesidades paliativas y para quienes nos piden interconsultas; se asiste al hospital, respondo las interconsultas”. “Por otro lado, la fundación cuenta con un teléfono de contacto para que, cualquier persona que necesite o tenga un conocido o cualquier duda en general, llama y se los orienta”, agregó. El contacto puede ser a través del teléfono 0345-156257640 o del Facebook “Cuidados Paliativos Concordia”.

Por otro lado, “Ha habido situaciones de pacientes que no están en el Masvernat, pero como estamos en mente de muchos médicos, que nos dicen que hay un paciente internado que nos necesita; no vamos a otras instituciones, pero si nos necesitan hacemos las conexiones y nos hacemos presentes para empezar el seguimiento”, explicó la profesional.

“En el hospital se hace trabajo en conjunto con el equipo de atención del paciente y acá la fundación se atiende; con nosotros trabajan la Doctora Agustina Carrasco; la nutricionista Guadalupe Barnada; la enfermera Stella Maris Solis, que atienden interdisciplinariamente al paciente; si requieren apoyo psicológico también tenemos dos psicólogas que atienden de manera virtual, por video llamadas”, detalló Ingouville.

La Directora médica de la Fundación explicó que “algo que es muy habitual en los cuidados paliativos es que se va deteriorando su estado y ya no pueden trasladarse; para eso, la enfermera va a su casa para acompañar ese momento y se hace un seguimiento en conjunto para ver las necesidades que vaya teniendo en su domicilio”.

“Ahora, estamos saliendo de la pandemia, se está reactivando la atención y estamos teniendo un pico; también hay una demanda oculta, donde el paciente nos necesita y por eso necesitamos la difusión, porque nosotros estamos, tenemos el recurso y los que los necesiten puedan saber que existe y puedan acceder”, explicó Ingouville. Nuestro lema este año es “no dejar a nadie atrás”, enfatizó.

La profesional aclaró que “no es un requerimiento la derivación de un médico, hace falta que alguien nos diga que una persona nos necesita para que nosotros vayamos”.


Voluntariado

Desde la Fundación cuenta que “desde que se fueron dando a conocer, la gente empezó a llamar; el primer grupo fue de 16 personas; ahora estamos por la cuarta promoción, mucho ‘boca en boca’ ayuda que lleguen el voluntariado; también comunican por Facebook”.


Recaudar fondos

Para la recaudación de fondos, la Fundación se encuentra en la página “Donar Online”, buscar “Cuidados Paliativos Concordia”; allí, hay determinados ítems de lo que quieras o cómo quieres donar; también se puede transferir a una cuenta; no recibimos donaciones en directo porque tenemos todo bancarizado; tenemos un estudio contable que nos hace todos los balances sin cobrarnos”.


El trabajo pos pandemia

La médica voluntaria, encargada de formar y capacitar a los voluntarios para integrar las diferentes áreas de la Fundación es Paula Orgambide. La profesional cuenta que “luego de la pandemia, y solo con las dos dosis de la vacuna nos dejaron llegar a la zona de quimio para acompañar al paciente y a los familiares de los pacientes”. “Es algo muy sorprenderte la aceptación, la necesidad, la urgencia de sentirse escuchados, acompañados; al principio era muy difícil por los protocolos, era como shockeante, mas allá de la enfermedad en sí”.

“Los ayudamos a hacer trámites dentro del hospital porque es enorme; los acompañamos para que estén sin sufrimiento, el sufrimiento es todo; que lleguemos, les hablemos, los escuchemos, alivia el sufrimiento espiritual; a no sentirse solo”, enfatizó Orgambide.

Por último, Sarrailh expresa que “hay personas que sufren más los momentos finales por no haber resuelto cosas en la vida, a veces, nuestro trabajo consiste en lograr ayudar en la reparación de eso y, muchas veces, eso les quita enojo”.

Contenido Relacionado