APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

14 de Septiembre de 2021 - Nota vista 725 veces

La paradoja del fumador y el covid-19: menos riesgo de infección pero enfermedad más grave

Los investigadores enfatizan que hay evidencias sólidas que muestran que fumar aumenta la gravedad del Covid-19.

A pesar de que fumar aumenta la gravedad del Covid-19, paradójicamente el número de fumadores infectados con el SASR-CoV-2 ha sido menor que el de personas no fumadoras. Y los científicos llevan meses preguntándose por qué.

Ahora, en un estudio publicado en la revista «Scientific Reports», investigadores de la Universidad de Hiroshima (Japón) han identificado dos fármacos, que imitan el efecto de las sustancias químicas que genera el humo del cigarrillo, reducen el riesgo de infección por el coronavirus.

En concreto, los investigadores han visto que estos dos fármacos, carbazol y omeprazol, un medicamento muy común en el tratamiento del reflujo ácido y úlceras pépticas, se unen a un receptor en las células de los mamíferos que inhibe la producción de proteínas ACE2, un proceso que parece reducir la capacidad del virus SARS-CoV-2 para entrar en la célula.

«Algo extraño estaba sucediendo», reconoce Keiji Tanimoto del autor correspondiente, que quiere dejar claro un mensaje: «tenemos evidencias sólidas que muestran que fumar aumenta la gravedad del Covid-19»

No obstante, añade, el mecanismo que hemos descubierto «merece una mayor investigación como una herramienta potencial para combatir las infecciones por SARS-CoV-2».

Se sabe que el humo del cigarrillo contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos, que pueden unirse y activar los receptores de hidrocarburos arilo (AHR).

Explican los investigadores que un receptor es cualquier estructura de la superficie o del interior de una célula que está configurada para recibir y unirse a una sustancia en particular.

«Los AHR son un tipo de receptor dentro de las células de los mamíferos que, a su vez, actúa como un factor de transcripción, algo que puede inducir una amplia gama de actividades celulares a través de su capacidad para aumentar o disminuir la expresión de ciertos genes».

Con esta información, los investigadores investigaron el efecto de estos dos fármacos que activan el AHR sobre la expresión de los genes que controlan la producción de la proteína ACE2. Después de unirse el virus a la proteína ACE2, el coronavirus es capaz de entrar e infectar la célula.

Primero, los científicos investigaron diferentes líneas celulares para examinar sus niveles de expresión genética de ACE2.

Así descubrieron que las células que se originaban en la cavidad oral, los pulmones y el hígado tenían niveles de expresión más elevados de ACE2.

Estas células sobreexpresadas de ACE2 fueron expuestas a diferentes dosis de extracto de humo de cigarrillo durante 24 horas.

A continuación, los investigadores evaluaron la tasa de expresión del gen CYP1A1, que se sabe que se ve afectado por el extracto de humo del tabaco.

El tratamiento con extracto de humo de cigarrillo generaba una mayor expresión del gen CYP1A1 en las células del hígado y del pulmón de una manera dependiente de la dosis: cuanto mayor es la dosis, mayor es el efecto, vieron los científicos.

Sin embargo, dicho efecto no era tan pronunciado en las células de la cavidad oral.

En otras palabras, a mayor actividad del CYP1A1, menor producción de los receptores ACE2, la ruta por la que el virus puede ingresar a las células. Con el fin de explicar este proceso, los investigadores utilizaron el análisis de secuenciación de ARN.

Descubrieron que el extracto de humo de cigarrillo aumentaba las expresiones de genes relacionados con una serie de procesos de señalización clave dentro de la célula que están regulados por AHR.

Para comprender mejor este mecanismo por el cual AHR actúa sobre la expresión de ACE2, evaluaron los efectos de estos dos fármacos que pueden activar AHR en las células hepáticas.

Los datos mostraron que el gen CYP1A1 era inducido en las células hepáticas por estos activadores AHR, y la expresión del gen ACE2 fue fuertemente inhibida, nuevamente de una manera dependiente de la dosis.

En otras palabras, el extracto del humo del cigarrillo y estos dos fármacos, que actúan como activadores de AHR, pueden suprimir la expresión de ACE2 en células de mamíferos y, al hacerlo, reducir la capacidad del virus SARS-CoV-2 para entrar en la celda.

Con base en los hallazgos en el laboratorio, los investigadores han iniciado ensayos clínicos y preclínicos para analizar el papel de estos dos medicamentos como una nueva terapia para el Covid-19.

Contenido Relacionado