APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

“DIMENSION SOCIAL DE LA FE” - 11 de Septiembre de 2021 - Nota vista 827 veces

Participar en el Tiempo de la Creación

Un paso que podemos tomar en ese camino es participar en el Tiempo de la Creación, la celebración anual de oración y acción por nuestra casa común. Los cristianos representan más del 25 % de la población mundial y tienen realmente el potencial de cambiar sus comunidades y el mundo para bien durante las próximas cinco semanas.

Celebrada por primera vez en 1989, esta celebración ecuménica anual comienza el 1 de septiembre, Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, y termina el 4 de octubre, Día de la Fiesta de San Francisco de Asís, el santo patrón de la ecología amado por muchas denominaciones cristianas.

Hace unos años, el Vaticano anunció la intención del Papa Francisco para que el mes de septiembre se rece por el cuidado de la creación. El “Tiempo de la Creación”.

El Pontífice incluyó en su ruego que “hoy” y “no mañana”, los seres humanos “tenemos que cuidar la Creación con responsabilidad”.

“Recemos para que los bienes del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa”, añadió.

Elevamos una oración por el cuidado de la creación para responder al llamado de Dios, de cuidar y proteger la vida en este planeta.

MEDIO AMBIENTE Y DISTRIBUCION DE LOS BIENES:

También en el campo de la ecología la doctrina social invita a tener presente que los bienes de la tierra han sido creados por Dios para ser sabiamente usados por todos; estos bienes deben ser equitativamente compartidos, según la justicia y la caridad. Se trata fundamentalmente de impedir la injusticia de un acaparamiento de los recursos; la avidez, ya sea individual o colectiva, es contraria al orden de la creación. Los actuales problemas ecológicos, de carácter planetario, pueden ser afrontados eficazmente sólo gracias a una cooperación internacional capaz de garantizar una mayor coordinación en el uso de los recursos de la tierra.

Dios de la creación

Al principio de los tiempos nos diste un mandato:

Cuidar y ser responsables de la creación

a través de las generaciones lo que Tú habías creado.

Hoy, nos arrodillamos en este mismo mundo

que es parte de tu creación

Un mundo que en muchos aspectos y

lugares es más espléndido que nunca,

pero en otros, lo hemos mancillo hasta dejarlo irreconocible.

Aparta de nosotros nuestra propia inconsciencia.

Ayúdanos para que nuestras obras sean reflejo de Tu luz

Ayúdanos a reparar el mundo que creaste para nuestro sustento,

de modo que podamos volver a ver en él, la belleza

y armonía que tu creaste.

Amén


Bibliografía: conferencia episcopal argentina, “Compendio de la doctrina social de la iglesia” 2005. Argentina.

Grupo peregrinos parroquia Ntra. Sra. del Santísimo Rosario de Pompeya. Concordia

Contenido Relacionado