APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

30 de Abril de 2021 - Nota vista 470 veces

Argentinos Juniors ganó con autoridad en su visita a la Universidad Católica

Gabriel Florentín y Gabriel Hauche marcaron para El Bicho, que tras su victoria en la primera jornada y, luego del empate entre Atlético Nacional y Nacional de Uruguay, manda en soledad en su zona.

Argentinos Juniors superó 2-0 en Chile a la Universidad Católica por la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores. Luego de la igualdad entre el Nacional de Montevideo y Atlético Nacional, el Bicho es el único líder de su zona. El encuentro tuvo el arbitraje del boliviano Gery Vargas Carreño.

En los primeros 15 minutos no hubo peligro para ambos equipos. Apenas un aviso de Argentinos luego de un tiro de esquina con un cabezazo que se fue arriba.

Hasta que a los 23 minutos llegó la apertura del marcador luego del desborde del lateral Jonathan Sandoval quien tocó para Gabriel Florentín, quien con un tiro de derecha cruzado puso el 1-0.

Recién a los 39 minutos el local tuvo la primera llegada con un remate de zurda de Marcelino Núñez que fue desviado por el arquero Matías Dituro.

En los 45 minutos iniciales Argentinos hizo lo suficiente para irse en ventaja a los vestuarios. Tuvo el control de la pelota y la chance concreta que tuvo la aprovechó. Los dirigidos por Gabriel Milito realizaron una buena primera mitad en el Estadio San Carlos de Aponquindo.

En el complemento el local salió con otra actitud y fue el primero en golpear con un tiro de Diego Valencia que controló sin problemas Chávez.

Aunque fue solo un aviso de la Católica, ya que a los 6 minutos vino el centro desde la izquierda de Elías Gómez y conectó de cabeza Gabriel Hauche que sin ninguna marca pudo convertir y ampliar la diferencia a favor del equipo de La Paternal.

A partir de los 20 minutos el conjunto Cruzado tomó el control de la pelota, pero no logró generarle peligro al Bicho. Hubo mucho traslado del balón y algunos centros que no prosperaron.

En el epílogo, a los 88, el arquero Chávez volvió a demostrar su seguridad en dos tiempos, primero con Diego Valencia y luego con Fernando Zampedri.

Contenido Relacionado