APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

29 de Abril de 2021 - Nota vista 370 veces

Solo una de cada 4 personas sufre efectos secundarios leves después de las vacunas covid-19

Los datos deberían tranquilizar a muchas personas; los efectos posteriores de la vacuna suelen ser leves y de corta duración, especialmente en los mayores de 50 años que tienen mayor riesgo de contraer la infección.

Apenas una de cada cuatro personas experimenta efectos secundarios leves y de corta duración después de recibir la vacuna de Pfizer o la de AstraZeneca. Los síntomas más comunes, según un estudio publicado en «The Lancet Infectious Diseases», son dolor de cabeza, fatiga y sensibilidad y la mayoría de los efectos secundarios alcanzaron su punto máximo dentro de las primeras 24 horas después de la vacunación y generalmente duraron de 1 a 2 días.

El estudio, realizado por investigadores del King's College de Londres (Reino Unido) es el primero a gran escala que compara las dos vacunas e investiga la prevalencia de efectos secundarios leves del programa de vacunación del Reino Unido.

El estudio también informa una disminución significativa de las tasas de infección de 12 a 21 días después de la primera dosis de las vacunas Pfizer (reducción del 58%) y AstraZeneca (reducción del 39%) en comparación con un grupo de control. El descenso de la infección al menos 21 días después de la primera dosis de Pfizer es del 69% y de AstraZeneca del 60%.

Este análisis a gran escala, 627.383 personas, examinó las diferencias de los efectos secundarios de las dos vacunas que se usan en Reino Unido.

Los efectos sistémicos, es decir, los efectos secundarios que excluyen el lugar donde se realizó la inyección, incluyeron dolor de cabeza, fatiga, escalofríos, diarrea, fiebre, artralgia (dolor de las articulaciones), mialgia y náuseas.

Los efectos secundarios locales incluyeron dolor en el lugar de la inyección, hinchazón, sensibilidad, enrojecimiento, picazón, calor e inflamación de las glándulas axilares.

Los efectos secundarios fueron más comunes entre las personas menores de 55 años y entre las mujeres.

Los resultados mostraron que el 25,4% de las personas vacunadas afirmó sufrir uno o más efectos secundarios sistémicos, mientras que el 66,2% reconoció uno o más efectos secundarios locales en el lugar de la inyección.

Además, el 13,5% de los participantes informó de efectos secundarios después de la primera dosis de Pfizer, el 22,0% después de la segunda dosis y el 33,7% después de la primera dosis de AstraZeneca.

Es importante destacar que esta investigación identifica que los efectos secundarios fueron más comunes entre las personas menores de 55 años y entre las mujeres.

Además, los participantes que tenían un caso confirmado de Covid-19 previo tenían tres veces más probabilidades de sufrir efectos secundarios que afectaran a todo el cuerpo después de recibir una dosis de la vacuna Pfizer que aquellos sin infección conocida y casi el doble de probabilidades después de la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

En los ensayos clínicos de fase III de la vacuna Pfizer, los efectos secundarios más comunes fueron dolor en el lugar de la inyección (71-83%), fatiga (34-47%) y dolor de cabeza (25-42%); sin embargo, el análisis del mundo real encontraron que menos del 30% de los usuarios se quejaron de dolor en el lugar de la inyección y menos del 10% de fatiga y dolor de cabeza después de la primera dosis.

Los resultados también muestran hasta un 70% de protección después de 3 semanas después de una dosis única, lo cual es una noticia fantástica.

De manera similar, en los ensayos de fase III para la vacuna AstraZeneca, se encontraron efectos secundarios sistémicos en el 88% de los participantes más jóvenes (18-55 años) después de la primera dosis, pero este estudio encontró una tasa significativamente más baja del 46,2% después de la primera dosis.

Si bien las tasas de efectos secundarios fueron mucho más bajas de lo esperado de los ensayos clínicos, las tasas de infección después de la vacuna fueron tranquilizadoras después de dos o tres semanas y en línea con los hallazgos de ensayos anteriores y datos recientes del programa de vacunación israelí.

«Los datos deberían tranquilizar a muchas personas; los efectos posteriores de la vacuna suelen ser leves y de corta duración , especialmente en los mayores de 50 años que tienen mayor riesgo de contraer la infección», señala Tim Spector del King's College

«Los resultados también muestran hasta un 70% de protección después de 3 semanas de una dosis única, lo cual es una noticia fantástica», añade.

Contenido Relacionado