APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

Santa Fe: - 29 de Abril de 2021 - Nota vista 342 veces

Paciente viajó más de 400 kilómetros en una ambulancia hasta conseguir una cama

Internaron en Rosario a un paciente con coronavirus que recorrió 400 kilómetros por falta de camas. Se trata de un vecino de Ceres, en el noroeste santafesino, que tuvo que ser derivado a Rosario. Alto nivel de ocupación de camas críticas.

El porcentaje de ocupación de camas en toda la provincia es muy alto. Según las estadísticas oficiales, ronda el 90 por ciento tanto en el ámbito de salud pública como privada. Y eso fue lo que complicó la atención de un vecino de Ceres, en el departamento San Cristóbal. Al no haber lugar disponible para su atención en esa localidad del noroeste, debió ser trasladado a Rosario.

Así lo manifestó este miércoles el director de Tercer Nivel del Ministerio de Salud, Rodrigo Mediavilla. “Un paciente que se deriva es una vida que se salva, pero implicó una logística importante para concretar el traslado por 400 kilómetros. Estos son los rigores que impone la pandemia”, remarcó el funcionario.

Mediavilla agregó que la situación en cuanto al número de camas ocupadas es por demás preocupante en toda la geografía de la provincia.

En el caso concreto del paciente de Ceres, según afirmó, no hubo posibilidad de derivarlo a Rafaela, la ciudad más cercana a Ceres y con un sistema sanitario más complejo (el Hospital Jaime Ferré). “Este miércoles a la mañana, sólo quedaba una sola cama libre en terapia intensiva”, describió el funcionario del Ministerio de Salud.

Además dijo que se decidió el traslado del paciente a Rosario porque “se necesitaba mantener esa cama libre en terapia intensiva por si algún paciente del Hospital Ferré llegaba a desmejorar y se necesitaba atención en cuidados intensivos.

Si tenemos un paciente estable de Ceres, por fuera del hospital Ferré, tratamos de conservar ese lugar para un enfermo inestable del propio nosocomio.

Por eso se decidió llevar más lejos al que estaba estable. También teníamos más cerca Santa Fe, pero la capital provincial no está en mejores condiciones que Rafaela”, añadió.

Mediavilla reiteró que en este momento “hay muy pocas camas libres en los hospitales Cullen e Iturraspe. Si hay dos camas libres, las preservamos porque Santa Fe es grande.

Al haber escasez, y si tenemos un paciente estable, nos arriesgamos al traslado para proteger al grave que no tiene cama. Estamos hablando siempre en terapia intensiva”.

“La logística de la regionalización de pacientes es muy compleja. Se han derivado pacientes a las ciudades de Firmat y Venado Tuerto, por ejemplo. La idea es buscar camas libres y darle oxígeno al sistema. Estamos preparados para esto. Tenemos los planes de contingencia y para aumentar plazas”, subrayó Mediavilla por LT10.

Contenido Relacionado