APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” por Dr. Jorge Norberto Mario - 27 de Marzo de 2021 - Nota vista 154 veces

EL CINE ARGENTINO DEL AÑO 1935 - (5ª Parte)

Siguiendo con los estrenos que vienen dándose durante este año tenemos interesantes trabajos que han sido de variada aceptación por los críticos y comentaristas de cine, y así seguimos con:

“PICAFLOR”

Es una película de tono dramático, filmada en blanco y negro del año 1935 de 74 minutos de duración; producida por Editorial Cinematográfica Argentina y dirigida por Luis José Moglia Barth sobre un guion escrito en colaboración con Máximo Orsi; que contó con dirección fotográfica de Alberto Etchebehere y con la música compuesta por Edgardo Donato; siendo sus protagonistas Guillermo Casali, Margarita Solá, Héctor Calcaño, Margarita Padín, Severo Fernández, Sara Olmos, Juan Pérez Bilbao y Héctor Croaré.

Un habitante isleño de la zona del Tigre del delta del río Paraná, es tentado para dedicarse a la tarea del contrabando, pero se enamora de una maestra que logrará con su sano consejo que abandone dicha actividad ilegal.

“Picaflor” es la segunda película que se desarrolla en el marco isleño del delta del río Paraná; recuérdese que hay una película anterior que también contó con exteriores filmados en el delta del río Paraná para el desarrollo de su historia, que se llamó “La Vía de Oro”, del año 1931, dirigida por Ennio Cominetti, y que coincidentemente su historia gira en torno a contrabandistas de seda y su enfrentamiento, con los efectivos de la Prefectura Naval Argentina.

El crítico Néstor (Miguel Paulino Tato) opinó del filme: “Su mejor atractivo lo constituye el pintoresco ambiente elegido que es el delta del Paraná. Bellos paisajes, buena luz, y alguno que otro acierto… y también fotográfico; pero el resto del filme adolece de una debilidad evidente”.

Otro comentario coincidente de L.E.R. publicado en el periódico “Crítica” dice: No hay en esta película continuidad, porque el asunto está deshilvanado en una serie de cuadros sin coordinación alguna.

Por su parte el crítico de cine Domingo Di Núbila escribió a propósito del filme, que del director Luis José Moglia Barth se esperaba mucho más después de su espléndido filme “Riachuelo”, ya que desencantó con esta confección en la que el islero interpretado por Guillermo Casali se hace contrabandista y la maestra personaje de Margarita Solá lo endereza. De libro endeble y realización insegura, hubo atracciones espaciadas especialmente en los pasajes filmados en el delta del Tigre.

“Picaflor” se estrenó el 25 de junio de 1935 en el Cine Electric de la ciudad de Buenos Aires. 

“LA BARRA MENDOCINA”

Es una película del año 1935 filmada en blanco y negro de 87 minutos de duración; producida por Argentina Sono Films, y dirigida por Mario Soffici sobre su propio guion; que contó con la fotografía de Francis Boeniger y escenografía Juan Manuel Concado, mientras que la música fue compuesta por Enrique Mario Casella, con la dirección musical de José Vázquez Vigo.

Fueron sus intérpretes: Alberto Anchart, Alberto Bello, Antonio Ber Ciani, Dringue Farías, José Gola, Pilar Gómez, Anita Jordán, Lalo Malcolm, Elsa O’Connor, Alita Román, Marcelo Ruggero, Juan Sarcione, Marino Seré y Oscar Villa.

La historia gira en torno a las vivencias de dos jóvenes mendocinos que viajan a Buenos Aires atraídos por la gran ciudad y finalmente caerán en actos delictivos.

Domingo Di Núbila escribió que era “un entretenimiento más bien ingenuo, pero simpático, con matices cómicos y con dos soportes que más adelante cimentaron las mejores obras de su carrera. Uno fue el elenco... Otro fueron lo exteriores tanto mendocinos en época de vendimia como porteños en lugares frecuentados por provincianos” y la crónica del diario La Nación dijo: “Film discreto, limpio, con algunas notas de interés por donde puede llegarse quizás a producirse una obra... nuestra”

No tengo más referencias que ofercerles de esta película de Mario Soffici, porque no he podido verla y no se encuentra disponible en internet, salvo fotos como la vemos aquí durante la filmación.

“La Barra Mendocina” se estrenó el 2 de agosto de 1935 en el cine Monumental de la ciudad de Buenos Aires.

“PUENTE ALSINA”

Es otra película filmada en este año 1935 en blanco y negro y de 64 minutos de duración; producida por Pedro González y dirigida por el gran José Agustín Ferreyra sobre su propio guion con diálogos de Marcos Bronenberg; siendo la fotografía tarea de Gumer Barreiros, y del montaje se encargó Daniel Spósito y Pablo Vinoncour fue el responsable de la escenografía. La música fue preparada por César Gola encargándose del sonido Alfredo Pablo Murúa nacido en España, quien fue un sonidista pionero de la cinematografía argentina. Fueron sus protagonistas: José Gola, Alberto Bello, Delia Durruty, Salvador Arcella, Pedro Bibe, Pierina Dealessi, Alfredo Distasio, Delia Durruty, Miguel Gómez Bao, José Mazilli, Rafael Salvatore. La historia se desarrolla durante la construcción del puente sobre el Riachuelo en torno a la hija del ingeniero a cargo de la gran obra; que abandona a su novio farsescamente estúpido, en un precipitado gesto de liberación, por uno de los obreros de la construcción de quien se ha enamorado siendo correspondida.

Este es el comentario alegórico de Jorge Miguel Couselo refiriéndose a su autenticidad y la fuerza arrolladora de sus imágenes mostrando el enjambre de obreros trabajando. Dijo: Aquí aflora la ingenuidad de los requisitos sociales; la percepción de los conflictos capital-trabajo parece ser mesiánica, gruesamente emotiva. La efectividad de las relaciones humanas, el valor de la amistad, la contundencia del amor son insinuados antes y después del complejo social. La decisión está balanceada con una captación popular que no falla en el retrato del ambiente. Suma rigor en el movimiento de los vastos exteriores ribereños y alcanza momentos notables; con primeros planos contundentes, componiendo cada imagen con acertada y proporcionada expresión. En las tomas del conjunto hay un ritmo preciso con rostros sudorosos, vigas, tirantes y grúas; son una serie de imágenes de belleza desacostumbrada en las películas argentinas. Se ven sorprendentes efectos de contraluz, con un montaje ceñido y severo.

Raúl Manrupe y María Alejandra Portela en su Diccionario del Cine Argentino lo consideran “de lo mejor de Ferreyra” y para la crónica de el diario El Mundo, se trata de “un gran film ...que evidencia en su realizador la más amplia visión cinematográfica”. Son comentarios lógicos porque se trata del negro José Agustín Ferreyra lo más representativo del cine argentino de los años 1920 y 1930.

“Puente Alsina” se estrenó el día 6 de agosto de 1935 en el cine Astor de la ciudad de Buenos Aires.

Contenido Relacionado