APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

23 de Febrero de 2021 - Nota vista 438 veces

“Que la vacuna no tape los problemas del sistema de salud entrerriano”

Convergencia radical emitió un documento en el que se hizo referencia a la situación actual de la salud pública en la provincia, mencionándose entre otros temas, las denuncias en torno al cierre de la UTI del hospital de Gualeguay, los reiterados e incumplidos anuncios del Gobernador sobre el nuevo laboratorio, y casos de vacunación “VIP” en Entre Ríos.

“El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, anunció el lunes pasado, ante la Asamblea Legislativa y por cuarta vez consecutiva, la puesta en marcha del laboratorio provincial de medicamentos”, comenzó el texto suscripto por el diputado nacional, Jorge Lacoste y por el titular de la UCR, Leandro Arribalzaga.

Recordaron que ese laboratorio fue una iniciativa de la segunda gestión del ex gobernador Sergio Alberto Montiel (UCR) que se estaba construyendo en la ciudad de Federal y tenía un 90% de avance de obra, toda la aparatología comprada y el cuerpo profesional formado, pero lamentablemente su sucesor, Jorge Pedro Busti, decidió abandonarlo, sea por miopismo político o por presiones de los laboratorios. En cualesquiera de los casos lo único que logró es perjudicar a los entrerrianos”, indicaron.

Para continuar: “El repetitivo anuncio no sería demasiado significativo si solo fuera una de las tantas promesas incumplidas de Bordet, pero lo grave es que desnuda en realidad el desdén de la administración provincial en ofrecer una salud pública de calidad a los entrerrianos. Para ellos es solo una parte más de un relato vacío”.

DEGRADACIÓN. Para Convergencia radical “el sistema de Salud de Entre Ríos se viene degradando desde hace casi dos décadas. Asistimos desde hace tiempo al cierre de más centros de atención de partos, hoy quedan en Entre Ríos apenas un poco más de diez, porque en lugar de invertir en equipamiento para dotar a esos establecimientos de los elementos necesarios para cumplir con los requisitos exigidos para partos seguros, se prefiere directamente cerrarlos con los trastornos que eso significa particularmente para los sectores de más humildes que deben viajar cientos de kilómetros”.

Indicaron que, en estos días, “distintos medios periodísticos se hicieron eco de la profunda preocupación de la comunidad de Gualeguay por el posible cierre de la Unidad de Terapia Intensiva – UTI ante la falta de profesionales. La noticia indicaba que el hospital ‘San Antonio’ habría decidido derivar todos los pacientes y no incorporar nuevos a la UTI.

Llegamos a esta situación porque hace años que Entre Ríos expulsa profesionales calificados que prefieren emigrar a otras provincias en busca de mejores oportunidades laborales y profesionales. Eso ha llevado a que hoy contemos con no más de 23 terapistas con la especialidad”, precisó el documento.

También señalaron que la semana pasada “el presidente de la Nación, inauguró el hospital modular de Colón, que por otra parte desde el punto de vista de la priorización sanitaria se iba a construir en San José, pero lo llevaron a la cabecera de departamento porque primó el interés político/electoral. ¿Sabrá el Gobernador Bordet qué hay dentro del flamante hospital modular? NADA. Está vacío, es solo una cáscara”.

Por otra parte, se hizo mención al hospital ‘Fermín Salaberry’ de Victoria, “un nosocomio que realizaba unas cincuenta cirugías por mes, pero rompieron la sala de operaciones para repararla y quedó ahí, una forma elegante de suspender el servicio”.

VACUNAS VIP. “En el mientras tanto el gobierno nacional juega a las internas palaciegas con el tema de las vacunas, para entretener a la sociedad y desviarnos el eje de la discusión que no pasa por el tráfico de influencias para acceder a una vacuna, sino el desprecio que tienen quienes nos gobiernan por aquellos que están en la primera línea de lucha contra el Sars2. Levantan banderas que no sienten, es pura especulación electoral”.

En Entre Ríos el presidente municipal de San José de Feliciano, Damián Arevalo (FPV) denunció que en el Hospital ‘Francisco Ramírez’ de esa ciudad, la actual diputada provincial y ex intendenta, Silvia Moreno (FPV), y un funcionario de Desarrollo Social habrían recibido la vacuna, cuando no les correspondía. Si se trata de una interna palaciega de escala local se debería haber cuestionado fuertemente y si se trata de un hecho concreto se debería haber investigado e informado a la comunidad, pero ninguna de las dos cosas pasó. Como es habitual el gobernador, Gustavo Bordet, no emitió una sola palabra y la ministra de Salud, tampoco. El silencio nos hace suponer que en esta provincia el tráfico de influencia tiene respaldo desde los máximos estamentos del oficialismo y nada se va a saber. ¿Será sólo Feliciano?”, concluyó el documento de Convergencia.

Contenido Relacionado