APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Agro

Asoman mejores rendimientos por imperio del cambio de clima - 3 de Febrero de 2021 - Nota vista 249 veces

Por las lluvias prevén que la soja rinda hasta 45 quintales

En la Oficina de Riesgo Agropecuario informaron que las lluvias de los últimos 15 días mutaron el escenario de sequía y ahora, sentencian, “se observan reservas excesivas y excesos hídricos en varias regiones, destacándose las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, que se encontraban hace una semana con reservas principalmente escasas.

La información, que dio a conocer el diario La Voz del Interior, refleja lo que en grandes zonas entrerrianas es una certeza. El acumulado de agua caída en enero en la Costa del Paraná, por ejemplo, supera los 300 milímetros en áreas como Puente Carmoa y Colonia Ensayo. Y en María Grande se acerca a los 200 milímetros. La ayuda desde el cielo llegó justo cuando los productores se daban por satisfechos con mucho menos de la mitad.

Incluso desde la Bolsa de Comercio de Rosario calificaron de “épico” al final de enero, con lluvias que promediaron los 90 milímetros en la zona núcleo.

“La ola de calor había puesto a la soja del área núcleo en jaque: el 30 por ciento de las siembras tempranas estaban malas y regulares y se necesitaban al menos 50 milímetros. Y en forma urgente. Y sucedió: el frente frío capitalizó la gran carga de humedad que estaba presente en la atmósfera y las lluvias fueron contundentes. Entre las cinco jornadas, el centro y sur de Santa Fe acumuló entre 70 y 150 milímetros al igual que Córdoba y Entre Ríos. En promedio, las 36 estaciones meteorológicas de la red de la Bolsa acumularon 88 milímetros en las últimas cinco jornadas”, precisaron desde la entidad cerealista.

Así las cosas, expertos de la Bolsa rosarina arriesgaron y dejan saber que la soja en la zona núcleo podría afirmar pisos de 35 quintales por hectárea, y techos de 45 quintales, con perspectivas muy buenas para los planteos de segunda. En cuanto a los maíces, los tempranos no verán muchos cambios porque pasaron su período crítico sin agua; en cambio, los tardíos sí afirman su productividad y tienen altas chances de superar a los de primera. (Infocampo)

Contenido Relacionado