APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Por Liz Cané - 28 de Diciembre de 2020 - Nota vista 1004 veces

GISELLE CÓRDOBA: “El ARTE ES MI VIDA”

Cuando el arte trasciende y se exterioriza como manifestación de búsqueda interior, reflejando con sutil belleza, su creación; que logra ser admirada por una sociedad que se identifica con el deseo que tiene el artista de comunicarse, inspirado por una conexión invisible entre la realidad que lo rodea y la expresión espiritual que lo impulsa.

Giselle Córdoba, profesora en arte y artista en cerámica vitrofusión, nos abre las puertas de su casa y de su corazón, para mostrarnos sus obras más destacadas y contarnos sobre los nuevos desafíos que un artista debe afrontar en medio de una pandemia.

Los motivos que nacieron en mí, para dedicarme al arte, fue el deseo de expresarme, de llegar a comunicarme a través de mis obras, mi medio es lo que soy, es mi vida y siempre deseo buscar cómo comunicarme, como expresarme a través del arte. Es como mostrarme, esto es lo que soy”.

“Plasmo en el arte lo que soy y lo que vivo. No estoy sola, en parte es el reflejo de otras personas, que también viven mi arte; mi arte es tímido. No se muestra mucho, pero sé que llega a mucha gente”.

“De alguna manera me inclino a las artes del fuego, que son un género muy amplio, la cerámica, el hecho de alterar, mezclar eso de la parte física, química. La alquimia de la materia en sí, y la trasformación del barro a la cerámica”.

“La mutación de un vidrio, en una obra de arte como es un vitral, esto me apasiona y muestro esa pasión. Es imposible definirse por una sola cosa, dentro del arte de la pintura y del fuego”.

“La vida me fue llevando por los distintos senderos del arte; primero fue la pintura, luego el dibujo más bien lineal, descubrir la esencia de lo lineal, del color y en ese transitar, fui descubriendo la cerámica y me encantó y siempre vuelvo a la cerámica”.

“Ahora estoy en la epata del vidrio al ver la nobleza de este producto, me estoy dedicando a vitrofusión, y también realizo vitrales, que hoy por hoy, me definen y me conocen muchas personas por el trabajo que realizo en vidrio”.

“El arte del vidrio es contemporáneo porque se da a partir de la industrialización del vidrio y en nuestro país ingresó en la década del 90, es más no hay una definición de lo que es el artista en vitrofusión, como por ejemplo quien se dedica a la cerámica es el ceramista, o quien trabaja en el pintura es el pintor, en vitrofusión no hay una definición concreta en el oficio del arte de la vitrofusión. Lo que me atrapó de este arte, tan moderno, es que se puede realizar de todo con el vidrio, arte escultórico, arte decorativo y funcional, y la tendencia cultural de esta manifestación artística es justamente lo funcional, aunque no hay que dejar de lado la parte estética que es sumamente importante”.

Consultada sobre el arte en pandemia nos manifestaba:

“No es fácil, personalmente puedo decir que es un desafío más, un reinventase, y adaptarse a lo que se viene y ver cómo llevar todo adelante y de la mejor manera posible, encerrarse a uno mismo, darse una pausa e ir viendo cómo avanzamos, en mi caso, como manejar el arte del vidrio, pero también mostrar y enseñar; yo me dediqué en pandemia por covid-19, básicamente a enseñar este arte maravilloso”.

“Soy profesora en arte y en lo que es formación profesional y daba clases en forma virtual a través de Facebook en grupos cerrados; me adapté a las herramientas que nos brinda la tecnología para poder enseñar, avanzar en el arte. Primeramente me comuniqué con todas mis alumnas; y viendo la receptibilidad de ellas, que se encuentran totalmente incentivadas con el vidrio, me animé a enseñar a través de la virtualidad. Pero el deseo de la presencialidad permanece, el hecho de tocar el vidrio, trabajar con las pinturas, poder hornear los trabajos, es tan fuerte que queremos volver al aula. Esto es algo que deseamos tanto mis alumnas como yo, queremos volver al taller y apropiarnos de todo este arte”.

“El arte evoluciona permanentemente, sino, no evolucionaríamos nosotros. El arte es consecuencia de la evolución social y cultural, en el desarrollo de cada uno de nosotros. En esa evolución constante van a venir otras personas que a través de vivencias personales van a ir expresándose de otras formas, pero siempre dentro del arte. El arte se reinventa continuamente”.

“Pienso que el arte debe renovarse, tener otros aires, más frescos en creatividad y sensibilidad artística. Cada artista tiene su impronta, su forma de expresar la realidad o sentimientos; de esa renovación constante es de lo que hablo”.

“A lo largo de la historia, son muchos los artistas que han contribuido ese constante reinventar; Pieter Brueghel un artista excepcional, retrató su realidad, con el tema de otras pandemias pasadas, fue más crudo, más directo, mas lubre. Hoy existe otra visión. Tal vez un poco más suave, el hecho de personajes con barbijos con un sutil mensaje, menos crudos, realistas, pero más bien reflexivos, trabajos sutiles para no afectar justamente la susceptibilidad de las personas”.

“En nuestra región de Salto Grande y en Concordia en particular hay excelentes artistas, en sus distintas facetas; los hay. Son colegas, amigos, hemos realizado muchos trabajos juntos, como murales y otras obras, hemos compartido eventos culturales, apoyando el arte y acompañando a la sociedad de Concordia. Sí puedo asegurar que en nuestra ciudad, hay muchos artistas importantes”.

“Al arte de Concordia le falta una llegada más directa a la sociedad, por parte del estado, considero que se ha perdido terreno, en lo que es refiere a la muestra del arte en Concordia y la región en general; que es sumamente importante mostrar, creo que nos falta comunicación y esta se da en distintos aspectos y uno es el arte y a veces queda guardado; y eso justamente se tiene que mostrar porque es nuestra esencia; el arte somos todos nosotros. Hay que exteriorizar el arte porque nos vuelve más humanos, en lo que es esa comunicación a través del arte”.

“El arte definitivamente es un medio de vida; desde que comencé fue mi medio de sustento y fui creciendo en lo que es el arte y en la forma de desarrollarme a lo largo de mi vida, soy joven y aún, me estoy descubriendo; el arte en sí, me ha dado muchas posibilidades; como enseñar arte, que realmente me moviliza, poder transmitir lo que sé y enseñar a otras personas es maravilloso”.

“Este año 2020 para mí ha sido un freno, en repensar que es lo más importante y lo que no lo es. Un freno que me pone en una posición de evaluar las decisiones que voy a tomar a futuro. Estos tiempos que vivimos me va a reinventar, creo que no voy a ser la misma y considero que en realidad, nadie va a hacer el mismo. Creo que la sociedad va a cambiar en todos los sentidos. Me acerqué a la sensibilidad, de lo que me hace feliz. A lo simple de la vida, creo que nos aturdimos mucho en el devenir del día a día, nos anestesiamos en otras cosas que no suman, en lo tangible y nos olvidamos de lo importante, de lo esencial. Y es lo que quiero comunicar con mis obras. Mi arte es mi vida, así de simple”.

“El arte tiene una conexión espiritual, muestra al ser humano tal cual es, en sus mejores y peores facetas”.

Para este año que viene, espero sea mejor para todos, personalmente quiero que todo se ordene y trabaje en lo que me gusta y quiera comunicar, desde una mirada más formal, desde una dirección en donde busque cómo mostrarlo a la sociedad de forma individual, este es uno de mis desafíos para el 2021. Hacer una exposición individual de mi arte y todo lo que me propuse y viví este año tan complejo y a la vez tan significativo, lo pueda mostrar”.

“Esa sensibilidad y conexión que existe en el arte sea un medio de manifestación hacia la sociedad, y que mi mensaje llegue a todos”.

Para toda la sociedad pido esperanza y paz; que se acerquen más al arte, como un medio de liberación. No por nada, el arte es terapéutico, está comprobado que es así. Es uno de mis sueños para el 2021.

Para las familias, estar más unidos; necesitamos experimentar la sensibilidad para ser mejores personas, reflexionar en lo que está pasando con una visión integrada; todos somos uno y debemos manifestarlo con acciones en el amor por el otro, en el compromiso de cambiar lo malo y fortalecer lo bueno”. Concluyó.

                    

Contenido Relacionado