APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

17 de Diciembre de 2020 - Nota vista 1097 veces

Reconocimiento a Adolfo “Nito” Gorskin, director del Museo Judío de Entre Ríos

En Plaza Urquiza, de Concordia, se realizó el tradicional acto de encendido de las luces de Janucá. El intendente Alfredo Francolini, junto al presidente el Concejo Deliberante Daniel Cedro, y el secretario de Coordinación de Gestión Fernando Barboza, acompañaron a los representantes de la comunidad judía en la actividad.

«Acompañamos a toda la comunidad judía en Janucá, la fiesta de las luces, el encendido de las luces hacia el mundo, un acto que se suspendió el domingo por las inclemencias meteorológicas y que se trasladó a este lunes», comentó el Presidente Municipal en diálogo con los medios al finalizar el encuentro. «La comunidad judía en Concordia es muy importante, pero además tenemos un diálogo permanente y nos acompañamos mutuamente en muchas cosas», resaltó Francolini.

 

En este sentido, el jefe comunal recordó que «hace unos años se inauguró en Plaza Urquiza la januquiá (candelabro hebrero), porque es esta la plaza pública donde año a año, desde hace mucho tiempo, se realiza esta celebración, lo que ratifica la importancia de la comunidad en nuestra ciudad», refirió el Intendente.

 

Durante la actividad, se realizó un especial reconocimiento a Adolfo «Nito» Gorskin, director del Museo Judío de Entre Ríos, por su permanente contribución a mantener viva la historia y memoria del pueblo judío, y su solidaridad y compromiso con la ciudad.

ADOLFO GORSKIN

Nacido en 1937 en la Colonia Santa Isabel, Adolfo o “Nito” como afectuosamente lo llaman sus familiares, amigos y vecinos, formó una familia junto a su esposa Rosita Amerman, tienen dos hijos y dos nietos.

Inquieto, creativo, y proactivo, desarrolló actividades en diversas áreas de la cultura, el comercio y las instituciones de la ciudad.

Como administrativo se desempeñó en instituciones de su Pedernal natal, en Buenos Aires y luego como socio fundador de distintos comercios en Buenos Aires y Concordia, entre los que destaca “Casa Susana”.

Desde la fundación del Museo Judío de Entre Ríos tiene a su cargo una invaluable misión de transmitir el legado de los gauchos judíos, con su relato ameno, apasionado y que adapta ágilmente al público que recibe: niños, adolescentes de escuelas de la región y el país, universitarios, turistas de todo el mundo que llegan hasta el museo para conocer los frutos de la gesta del Barón Hirsch, los gauchos judíos y la fundación de las primeras cooperativas agrícolas de Latinoamérica.

Es autor de numerosas publicaciones en diarios locales, participaciones radiales, y del libro “Querencia”, por el que ha recibido múltiples reconocimientos.

En el Museo, además de narrar la historia sobre la inmigración judía, realiza una trascendental tarea vinculada a la transmisión del Holocausto, narrando la historia de Víctor y José Oppel, al tiempo que dedica especial espacio para la reflexión sobre el respeto a la diversidad y la lucha contra la discriminación.

Mucho más puede comentarse ante un Currículum Vítae tan extenso, pero se puede cerrar esta breve semblanza de homenaje describiéndolo como es justo: vaya este reconocimiento para Nito Gorskin, un gaucho judío y un mensch (del ídish, un buen hombre).

Contenido Relacionado