APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

19 de Noviembre de 2020 - Nota vista 135 veces

Atribuyen a Leonardo un dibujo con un retrato de Cristo

«Sería peligroso descartarlo, pero aún más peligroso aceptarlo en este momento», advierte Martin Kemp, uno de los mayores especialistas en el maestro del Renacimiento.

Leonardo da Vinci es tratado siempre como una gran estrella y es siempre noticia. Suscita interés y curiosidad todo lo que rodea al genio del Renacimiento, sobre todo si se trata de alguno de sus intrigantes misterios, como ocurre ahora. Investigadores italianos le atribuyen un nuevo dibujo de Cristo y afirman que se trataría del auténtico «Salvator Mundi», asegurando que el cuadro que en 2017 fue subastado por Christie’s y vendido a Abu Dabi por más de 450 millones de dólares, una cifra récord, no es de Leonardo. Una historiadora experta en el maestro toscano, Annalisa Di Maria, asegura haber encontrado el original «Salvator Mundi» en una colección privada de Lecco, capital de la provincia homónima de la región de Lombardía.

Annalisa, 42 años, de los cuales 20 ha dedicado al estudio del maestro renacentista, con dos libros sobre la Mona Lisa y el neoplatonismo de Leonardo, tenía previsto presentar la noticia en una conferencia, pero fue suspendida por el covid. El descubrimiento ha sido anunciado ahora por el Comité Internacional Leonardo da Vinci, especificando en un comunicado que “el estudio de investigación realizado será presentado en una conferencia en Florencia en breve, tan pronto como termine la emergencia del coronavirus y sea posible celebrar congresos y convenio”. Al acontecimiento será invitado el ministerio de Bienes Culturales y la obra será expuesta. Annalisa, miembro del Comité de Expertos en Arte y Literatura del Centro Unesco de Florencia, ha realizado un estudio de 80 páginas donde explica la atribución de la obra a Leonardo. A los medios italianos ha asegurado que no tiene ninguna duda de su hallazgo: “La posición de Cristo es típica de las figuras de Leonardo, quien rara vez dibujaba figuras de frente, sino que en tres cuartos de perfil miraban al espectador (así pintó la Gioconda). Tiene ese dinamismo y sentido de movimiento que es típico de Leonardo”, según Di Maria.

El dibujo recuerda a la mirada penetrante de la Mona Lisa, mientras que la barba y la boca tienen una gran similitud con los retratos que Leonardo hizo de sí mismo. Se trataría de una imagen muy distante de la que representa el «Salvator Mundi» vendido a Abu Dabi, según la historiadora de arte italiana: “Leonardo nunca hubiera podido dibujar un personaje tan frontal y desprovisto de movimiento. Para mí siempre ha quedado claro que aquel Salvator Mundi no era del Maestro”.

Annalisa Di Maria ha explicado que, al final de una conferencia que había dado sobre la atribución de una obra a Boticelli, encontró a dos coleccionistas de Lecco, quienes a su vez habían adquirido el Salvator Mundi de una colección privada: “No tenían ni idea del tesoro que había caído en sus manos. Es una obra muy refinada y de inmediato me pareció una revelación”.

Gran cautela

Los dos coleccionistas privados han puesto el dibujo a disposición de análisis y estudios de laboratorio. La obra tendrá que ser examinada por expertos independientes. De momento, se impone la cautela. El profesor Pietro Marani, el mayor experto italiano de Leonardo, afirma que “el dibujo no parece tener las características típicas del trazo de Leonardo. Basta con mirar las pupilas, y luego también el cabello, que se parece más a un peluquín. No parece un dibujo autógrafo”. Algunos historiadores que han escrito sobre Leonardo son consultados a menudo por personas que creen tener una obra de Leonardo. Pietro Marani confiesa que está harto de ese tipo de llamadas: “Recibo llamadas telefónicas diarias de personas que creen tener un Leonardo en casa, Leonardo siempre está en las noticias”.

Martin Kemp, profesor emérito de Historia del Arte en la Universidad de Oxford y una de las principales autoridades mundiales en la vida y obra del artista, se mostró cauteloso con la atribución. Está cansado de que se hagan afirmaciones extravagantes sobre Leonardo, especialmente a raíz del éxito de «El Código Da Vinci», y advierte en su página web que «no hay absolutamente ninguna evidencia histórica de que Leonardo u otros pintores del Renacimiento escondieran imágenes o mensajes secretos en sus pinturas».

«No descartaría sin más esta atribución, pero simplemente no puedo decirlo sin ver el dibujo y la evidencia científica», dijo a «The Telegraph». «Necesitaría ver si está dibujado por un zurdo. Leonardo dibujó todo con su mano izquierda».

La datación del dibujo también debería ser examinada por expertos independientes. Existe la posibilidad de que el boceto hubiera sido realizado por uno de sus discípulos de su taller. «Hay una gran cantidad de pinturas de Cristo y el Salvator Mundi que fueron realizadas por seguidores de Leonardo», dijo el profesor Kemp. «Leonardo fue un gran pionero de la tiza roja, fue uno de sus medios favoritos. No lo descarto, pero queda un largo camino por recorrer. Sería peligroso descartarlo, pero aún más peligroso aceptarlo en este momento».

Contenido Relacionado