APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

24 de Octubre de 2020 - Nota vista 530 veces

“El respeto a los derechos constitucionales nunca estuvo en riesgo en Entre Ríos”, sostuvo Loggio

El diputado provincial Néstor Loggio valoró la actuación de la Justicia en la resolución del conflicto familiar suscitado en el campo Casa Nueva, propiedad de la familia Etchevehere, y destacó: “Más allá de que el juez interviniente haya decidido de una manera o de otra, lo que se confirma es que en Entre Ríos funcionan las instituciones y el Estado respeta y hace respetar los principios y garantías de la Constitución”.

El legislador recordó que para el juez Raúl Flores en el predio que se disputan Dolores Etchevehere y sus hermanos Luis Miguel; Juan Diego y Sebastián junto a su madre Leonor Marcial no se produjo usurpación. Por lo tanto, Dolores y las personas que hizo ingresar a la propiedad que forma parte de la sucesión “no estaban cometiendo ningún delito” y, por consiguiente, la actuación de las demás instituciones del Estado provincial fue “correcta y medida”.

“Ahora la otra parte tendrá el derecho de apelar a las instancias superiores de la Justicia, las que deberán ratificar o rectificar el fallo. Es lo que pasa en una provincia seria como Entre Ríos, que ni por asomo se asemeja a esa caricatura bananera a la que nos intentaron arrastrar algunos sectores de las patronales rurales”, agregó.

“En Entre Ríos se respeta el derecho a la propiedad y también otros que consagra como el de ingresar, permanecer y salir del territorio provincial, el derecho a la alimentación, a la vivienda digna, a asociarse con fines útiles y a la seguridad”, detalló el diputado oficialista.

“La derecha entrerriana pretendió provocar un acontecimiento político de un hecho judicial”, reflexionó Loggio, destacando que, a diferencia de esta postura “el gobernador Gustavo Bordet y su administración mantuvieron siempre la calma, la compostura y la seriedad en el manejo de los instrumentos públicos”, dado que como definió el mandatario “esto es un conflicto familiar irresuelto” que se debe dirimir en la Justicia.

“El Gobernador y todos los que integramos la fuerza gobernante juramos respetar y hacer respetar la Constitución nacional, la provincial y sus leyes. Y estamos cumpliendo con nuestra palabra. Ojalá pudiésemos sostener lo mismo de algunos personajes de la oposición que trataron de llevar agua para su molino en este conflicto”, apuntó. A esto, sumó que estas actitudes provinieron de “personas que no podrán dejar la política porque es la política la que los ha dejado en el camino. Tuvieron su tiempo, su oportunidad y la desperdiciaron. El pueblo argentino ya los juzgó y condenó en las urnas sacándolos del Gobierno”, afirmó.

Contenido Relacionado