APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

  • TEMAS DEL DÍA

Salud

Enfermedad celíaca - 17 de Octubre de 2020 - Nota vista 240 veces

Cuando el pan deja de ser una opción

Todos más o menos sabemos que un celíaco no puede comer harinas, aunque sea bastante más que eso. La enfermedad celíaca es una condición permanente de intolerancia a las proteínas que forman el gluten. Se trata de una enfermedad autoinmune, y tiene que existir predisposición genética. Esto se refiere a que si alguien en la familia es celíaco, el gen está en nuestro ADN pero podemos o no desarrollar la enfermedad.

Y ¿qué es el gluten? Es el resultado de la unión de proteínas presentes en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, y se forma sumando agua y amasado. Es la red viscoelastica que otorga cohesión y permite el leudado en los panificados.



Al consumir algún alimento con esas harinas o derivados, se produce una lesión en el intestino, y este pierde la capacidad de absorber los nutrientes que ingerimos con las comidas.

Puede aparecer a cualquier edad (no solo en la infancia), y de diversas formas: diarrea crónica, distención del abdomen, pérdida de peso, anemia y baja estatura en los niños. Otros síntomas incluyen el pelo seco y opaco; irritabilidad; defectos en el esmalte de los dientes; trastornos ginecológicos como infertilidad y abortos a repetición; osteoporosis; cansancio; o incluso puede ser totalmente asintomática.

Se consideran grupos de riesgo a familiares directos de pacientes celíacos (madre, padre, hermanos/as, hijos/as), y pacientes con otras enfermedades autoinmunes como Tiroiditis de Hashimoto, Diabetes tipo 1, Hepatitis autoinmune, y enfermedades genéticas como Síndrome de Down.

Si bien existen pruebas menos invasivas y simples como una muestra de sangre, el diagnóstico definitivo suele ser por endoscopía y con biopsia del intestino delgado que confirme el daño.

El único tratamiento que existe es la Dieta Libre de Gluten de por vida. Al cumplirla, los síntomas mejoran en el corto tiempo, aunque las vellosidades del intestino tardan hasta 2 años en recuperarse.

La alimentación de un celíaco será variada, saludable y completa; e incluirá carnes de todo tipo y pescados; huevos; verduras y frutas; semillas; frutos secos; lácteos; legumbres, cereales y pseudocereales sin gluten como maíz, arroz, amaranto, quínoa, trigo sarraceno (no posee gluten aunque su nombre sea trigo), harina de mandioca, fécula de papa, harina de garbanzos, y todas las preparaciones con ellos elaboradas, desde panificados, hasta masas de tartas y pizzas; y productos envasados que posean el logo oficial SIN TACC.

Habrá que cuidar de no contaminar los alimentos SIN TACC con otros que posean gluten. Por mencionar algunos ejemplos: utilizar una mermelada “apta”, que puede tener migas de un pan con gluten, o consumir carne que estuvo en contacto con milanesas rebosadas con pan rallado en la carnicería o el caso de fiambres que son aptos, pero que se rebanan en una misma cortadora de fiambres que aquellos no aptos (hay comercios con cortadora exclusiva). Tampoco se recomienda consumir productos sueltos o “a granel”. Y tanto en comercios, como en el hogar, destinar estanterías exclusivas para alimentos SIN TACC, entre otros cuidados que se deben tener.

La consulta con un profesional capacitado será una herramienta primordial en esta patología.

Lic. Romina Sánchez

MP 24057

Contenido Relacionado