APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

8 de Octubre de 2020 - Nota vista 704 veces

Podoroska culminó su sueño en la semifinal de Roland Garros pero dejó en alto su nombre

Iga Swiatek no tuvo problemas para tachar a la argentina Nadia Podoroska (6-2 6-1) y se metió en la final de mujeres del abierto francés.

El camino de la polaca hablaba por si solo. De hecho, en los octavos se deshizo de Simona Halep (1ra preclasificada) como si fuese una más. Llegaba al partido frente a la rosarina, sin ceder un set.

El encuentro arrancó desde un principio con señales de que la polaca llegaba para imponerse. Golpes ganadores y pocos errores que la llevaron a quedarse con el primer set por 6-2.

El segundo set fue similar. Iga impuso su tenis. Profundidad y potencia que dominaron a Podoroska durante otro set. Fue una lucha contra un robot. 21 golpes ganadores contra 6 de Nadia. El partido se cerraría con otro set a favor de la Swiatek y finalizaría 6-1 6-2. Con esta victoria, se convirtió en la primera polaca en la historia en jugar una final de Roland Garros.



Párrafo aparte para ella. Más que digno el papel de Nadia Podoroska. Hablamos de una chica que comenzó en la qualy y terminó su camino en las semifinales. Se termina una racha de 13 victorias al hilo, pero comienza otra etapa en el tenis de la rosarina de 23 años. Hace 16 años que una mujer Argentina no firmaba su nombre en una semifinal (2004, Paola Suárez). El apellido Podoroska seguramente comenzará a imponerse en muchos torneos más. (Diario 26)

Contenido Relacionado