APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

7 de Octubre de 2020 - Nota vista 989 veces

Desde la defensa y el fiscal del Caso Costen, no entienden por qué se dictaminó la prisión domiciliaria de los imputados

La determinación de brindar prisión domiciliaria a quienes están acusados de asesinar a Mariela Costen ha despertado enojo en gran parte de la sociedad, que a través de redes sociales han demostrado su malestar al respecto al no entender los detalles técnicos de dichas determinaciones que suenan y son tomadas como injustas para familiares, amistades y la propia ciudadanía.

 Al respecto EL HERALDO pudo entrevistar al abogado de la familia Costen, Dr. Jesús Penayo, quien sobre el tema expresó: “El día lunes nos notificaron de la resolución del Juez Degano quien hacía lugar al pedido de la defensa de Almada y de Batalla donde otorgaba la modalidad de prisión domiciliaria, a la prisión preventiva que venían cumpliendo ambos imputados en la Unidad Penal Nº 3.

Nosotros desde la querella junto a la familia -dijo- tomamos la decisión de apelar dicha sentencia en casación, así que en estos días estaremos interponiendo ese recurso mencionado, a los efectos de que se deje sin efecto, porque consideramos que es contradictoria, arbitraria y al mismo tiempo los fundamentos que esgrimió el Juez, tal como lo habíamos manifestado en su momento, hacen pagar de alguna manera esta dilación provocada por la defensa, en cabeza de la querella y de la familia, que nada tienen que ver en este entuerto provocado por la defensa en cuanto al diligenciamiento del oficio a Facebook”.

 “La familia está muy triste, con mucha bronca. Realmente -continuó- no logran comprender cómo por una estrategia dilatoria de la defensa se terminan beneficiando ambos imputados y lógicamente tienen un temor que esto implique un entorpecimiento al desarrollo del juicio que tanto esperan, para poder dar por finalizada una etapa muy trágica para ellos”.

LA PALABRA DEL FISCAL MARTÍN NÚÑEZ

 También EL HERALDO tuvo la oportunidad de dialogar con el fiscal de la causa, Dr. Martín Núñez quien expresó: “Lo que dispuso el Juez Degano, siguiendo los lineamientos de la cámara de Casación Penal de Concordia, es que se le debía otorgar la prisión domiciliaria a ambos imputados en esta causa, Batalla y Almada, puesto que había pasado bastante tiempo desde el inicio de la misma el 20 de Julio del año pasado, y no se le había firmado un oficio que había pedido la defensa de Almada, es decir el Dr. Arias, para la red social Facebook y aducía que ese era el motivo de la demora de todo este plazo”, explicó.

 “La Cámara de Casación le manda -dijo el Fiscal- esta resolución diciendo que si bien no hay ningún argumento nuevo que implique modificar, y si bien estamos dentro de los plazos legales, dado que no se han superado los 18 meses que son prorrogables por seis meses más del artículo 167 del código procesal, se expresó que hay que dar una respuesta al tema del oficio y hay que tener en cuenta en esa respuesta el plazo que transcurrió desde que inició esta investigación y que ya es hora de revisar la medida cautelar.

Es así lo que le manda Cámara de Casación -explicó- y Degano entiende que se debe morigerar la prisión preventiva y lo hace. Ahora bien, lo que no explica en primer lugar es por qué extiende el pedido de una sola de las partes, porque solamente la defensa de Almada había planteado la casación y no la de Batalla, entonces no dice por qué le otorga el mismo beneficio a los dos, cuando la situación es muy distinta, primero porque uno no había pedido el oficio y el otro sí y segundo porque el que había pedido el oficio fue el que apeló y el otro no”.

 “En segundo lugar -dijo- no explica por qué la no firma de un oficio lleva a la prisión domiciliaria dado que los fundamentos de la prisión preventiva son riesgo de fuga o riesgo de entorpecimiento, no la firma o no firma de un oficio, que en todo caso ameritará un llamado de atención al que no lo hizo o el juez de garantía que no lo firmó, o en el último de los casos lo firmará directamente el juez. Es más, cuando él resolvió el problema ya se había solucionado porque ya se había firmado el oficio”, sostuvo.

 “Acá se desvía inteligentemente la investigación -destacó el fiscal Núñez- a que todo esto se debió a este oficio que no tiene nada que ver con la dilación de la investigación.

La dilación de la investigación dice, en este caso la Corte Suprema de la Nación, que hay que tener en cuenta para los plazos de la investigación, tres cosas: en primer lugar cuál fue la actitud de la fiscalía, y respecto a este punto el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos ya había expresado que el fiscal había actuado bien y de forma rápida y que había remitido el hecho en menos de cuatro meses para juicio. Hay que tener en cuenta en ese lapso que primero costó un mes encontrar quiénes eran las personas y después dos meses y medio la investigación en sí”, dijo Núñez.

 “El punto número dos que expresa la Corte Suprema es la complejidad de la causa y en eso todos los jueces que han intervenido en la causa han manifestado que es muy compleja, es decir que no se puede resolver rápido, y en tercer lugar -agregó- cuál es la actitud de la defensa que en esta oportunidad ha planteado más de cincuenta audiencias, por innumerables situaciones y cuestiones técnicas. Se ha llegado hasta las últimas instancias por cualquier cosa; a mí por ejemplo, se me ha recusado en tres oportunidades -ejemplificó el Fiscal Núñez- también al que fue juez originario de esta causa, al juez de la cámara de apelaciones se le han planteado más recursos y con todo esto se ha dilatado continuamente”, ejemplificó.


“Por ese motivo -dijo- entiendo que no hay una explicación certera de por qué se les ha dado la prisión domiciliaria. Por qué se morigera la prisión, cuando la propia cámara dice que no hay ningún hecho nuevo, no hay ninguna prueba, estamos dentro de los plazos procesales los argumentos son los mismos, así que lo único que sostiene es porque no se firmó el oficio y entiendo que ya el Juez lo dijo, que fue un error involuntario que se había traspapelado y lo firmó y puso a disposición.

 “Ahora la prueba de que a la defensa no le interesa ese oficio -expresó Núñez- es que lo tiene firmado desde el primero de septiembre y ahora no lo quiere diligenciar. No lo quiere tramitar al oficio que ya está firmado y quiere que se lo tramite la fiscalía y lo tiene ahí hace ya un mes y cinco días y no lo va a buscar y en estos nueve meses hasta que se firmó no lo vino a buscar, es decir que es un argumento más en realidad y se termina premiando con este argumento a quien generó la dilación”, remarcó finalmente el Fiscal Núñez a EL HERALDO.


Contenido Relacionado