APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

9 de Septiembre de 2020 - Nota vista 413 veces

Científicos argentinos en Israel inician una agenda de trabajo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Embajada Argentina

La Red de Científicos Argentinos en Israel presentó propuestas de trabajo e intercambio a funcionarios del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación del gobierno argentino y de la Embajada Argentina en Israel. “Se abren caminos de cooperación y una agenda común muy rica en beneficio de ambos países que desde la Embajada vamos a impulsar y articular”, expresó el embajador Sergio Urribarri.

La actividad se enmarca en la agenda de trabajo de Urribarri, que viene avanzando en distintos planes de intercambio con universidades, instituciones e investigadores de distintas disciplinas desde su llegada al país y también con el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, y su equipo de trabajo.

Se trató del primer encuentro de la Red de Científicos Argentinos en Israel con los funcionarios de la cartera y fue organizado por la Embajada.

Participaron arqueólogos, historiadores, bioquímicos, biólogos, ingenieros, economistas, matemáticos, médicos, biotecnólogos, astrofísicos y científicos de otras disciplinas que integran el espacio y residen temporaria o permanentemente en Israel.

El secretario de Planeamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Diego Hurtado, valoró la posibilidad del contacto y calificó a Israel como un país de referencia en la puesta al servicio del conocimiento para el desarrollo económico y social.

El funcionario brindó un panorama del trabajo de la cartera y detalló los objetivos del programa RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior).

También convocó a los investigadores argentinos en Israel a sumarse al desarrollo del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 que se impulsa desde el organismo.

Los miembros de la red pusieron a disposición distintos programas de becas, pasantías y cooperación en medicina, astrofísica, biotecnología y matemática para profesionales y estudiantes argentinos en las distintas instituciones en las que trabajan.

Informaron también sobre congresos, capacitaciones y otras actividades que planifican y sugirieron la posibilidad de instrumentar plataformas virtuales que permitan sustituir las visitas de estudio que habitualmente hacían a Israel jóvenes investigadores argentinos, que hoy están postergadas por la crisis.

 Además, plantearon que, más allá del contexto de pandemia que pone el foco en las ciencias duras, se abarque a las ciencias sociales en los planes de intercambio, especialmente en lo relacionado a las migraciones y la circulación post pandemia.

Y, atento a la centralidad de la salud pública en la actual coyuntura, propusieron reunir a científicos argentinos en el exterior que integran sistemas públicos de salud para intercambiar experiencias.

“Todas las propuestas fueron realmente excelentes y recibieron el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Se abren caminos de cooperación y una agenda común muy rica en beneficio de ambos países que desde la Embajada vamos a impulsar y articular. Agradecemos el enorme compromiso de estos científicos y científicas en Israel”, concluyó Urribarri.

Del encuentro participaron la coordinadora de Cooperación Internacional del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Karina Pombo, y técnicos de la cartera.

Estuvieron también Alberto Hendler, cardiólogo argentino residente en Israel, director de Innovation in Cardiology Interventions (ICI), y los diplomáticos de la Embajada Francisco Tropepi, Lucila Caviglia y Andrés Rojas.

 Por la Red de Científicos Argentinos en Israel participaron:

 -Amir Gorzalczany, arqueólogo, trabaja en el Departamento de Comunicaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

 -Mauricio Dimant, licenciado en Comunicación y doctor en Historia, profesor en la Universidad Hebrea y director para Latinoamérica del Instituto Truman para la Paz.

 -Haim Werner, profesor de bioquímica, trabaja en el Departamento de Genética Humana Molecular y Bioquímica de la Sackler School of Medicine, Universidad de Tel Aviv.

 -Leonardo Senkman, profesor de historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

 -Marcelo Sternberg, director del Laboratorio de Ecología de Plantas de la Escuela de Ciencias Botánicas de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tel Aviv.

 -Rubén Orda, profesor emérito de Cirugía de la Universidad de Tel Aviv.

 -Oscar Volij, profesor de economía de la Universidad Ben Gurión del Néguev.

 -Annat Raiter, científica del Laboratorio de Investigación en Cáncer de Mama del Felsenstein Medical Research Center. Sackler School of Medicine, Universidad de Tel Aviv.

 -Noemí Tel Zur, profesora asociada en el Instituto para la agricultura y biotecnología en tierras áridas de la Universidad Ben Gurión del Néguev.

 -Vanessa Naiman, representante de la Administración del Comité Latinoamericano del Instituto Weizmann.

 -Ana B. Heller, astrofísica y especialista en nanosatélites (entrerriana, oriunda de Concordia)

 -Eli Aljadeff, decano de la Facultad de Matemáticas del Technion, Instituto Israelí de Tecnología, de Haifa.

 -Ianir Milevski, arqueólogo, director del Departamento Prehistórico, Autoridad de Antigüedades de Israel.

 -Arie Kacowicz, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Tel Aviv.

 -Daniel Filc, profesor de Ciencia Política de la Universidad Ben Gurión del Néguev.

 -Darío Dekel, profesor de Ingeniería Química del Technión, Instituto de Tecnología de Israel.

 -Jaime Priluski, profesor en el Departamento de Ciencias Biológicas del Instituto Weizmann.

 -Nicolás Waldmann, geológo e investigador en la Universidad de Haifa.

 -José Merchuk, profesor del departamento de ingeniería química de la Universidad Ben Gurión del Néguev (entrerriano, oriundo de Aldea San Antonio).

Contenido Relacionado