APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” Por Dr. Jorge Norberto Mario - 5 de Septiembre de 2020 - Nota vista 1086 veces

El cine de Edmo Cominetti del año 1931

“El Amanecer de Una Raza”  Es una película argentina filmada en blanco y negro y muda en 1931, producida por Horacio Schlieper y Alberto J. Biasotti, para la compañía Ariel; que contó con la dirección de Edmo Cominetti, sobre guion de Antonio Zinny y fueron sus intérpretes: Antonio Ber Ciani, Eva Bettoni, Nora Mármol como la Paisanita, Diego Juan Parla como el gaucho viejo, Juan Mario Parpagnoli, Diego Medina, Pierina Dealessi, Augusto Zama, Julio Andrada, Juan Farías, Jorge de Val, René Ruiz y Jorge Torres.-



A pesar de haber sido filmada muda la película era presentada el agregado de sonidos, palabras y cantos, debido al proceso sincronizado Vitaphone que mediante un disco se emitía el sonido durante la proyección y fue estrenada el sábado 11 de Julio de 1931 en el Teatro Porteño, anunciada como sonora y cantada, con diálogos y chistes de actualidad, además de cantos y bailes. Fue sonorizada por Alfredo Murúa y musicalizada por José Vázquez Vigo y Alberto J. Biasotti. Al estreno asistió el expresidente de la nación José Félix Uriburu y su hijo, a quienes los autores le dedicaron la obra. Eran momentos del auge nacionalista, y la película narraba una historia de carácter tradicional con referencia a la vida campera.

Fue una conjunción alegoríca a través de una historia de amor de la raza gringa y el criollaje. El guion de Antonio Zinny aportaba referencias acerca del proceso de adaptación de los extranjeros en nuestro país, con una visión arqueotípica, y con una apariencia final como si se tratara de una leyenda patriótica y cabe destacar que hasta se ejecutaba el himno nacional.

La película cuenta la historia de un veterano gaucho, que se opone a todo inmifrante extranjero hasta que su hija se casa con el hijo de uno de los gringos. Este punto hace que el anciano hombre comprenda y acepte que se está comenzando a vivir en un crisol de razas. La temática tenía un carácter dramático, pero se mostró demasiado interés en presentar escenas secundarias de las zonas rurales y danzas folclóricas. Por ello se eliminaron algunas situaciones interesantes, lo que fue en desmedro de la historia lo que dejó como resultado un final más lento y más monótono.

“La Vía de Oro”

Es una película argentina de carácter policial filmada en blanco y negro y de 80 minutos con sonido sincronizado que iba grabado en un disco Vitaphone independiente del proyector y se ejecutaba en forma paralela a la proyección. Fue producida por Arturo S. Mom para Cinematográfica Sur y fue dirigida por Edmo Cominetti sobre guion de Arturo S. Mom, quien también supervisó el desarrollo de la filmación. La fotografía fue tarea de Alberto Biazotti y la música adjunta fue compuesta por Alberto de Caro. Tuvo como principales intérpretes a Nedda Francy y Alberto Lliri; acompañados por Lidia Arce, Felipe Farah, Alejandro Corvalán, Pablo Cumo, Carlos Dux, Clara Milani, Damián Méndez y Carlos Nahuel.

La película, dentro de la temática argumental, narra un enfrentamiento entre efectivos de la Prefectura Naval Argentina y los contrabandistas de seda que navegan por el río; por lo que contiene escenas de exteriores que fueron rodadas en el Delta del Paraná. “La Vía de Oro” se estrenó el 20 de Octubre de1931 en el cine Select Lavalle.

El crítico Néstor; que era el seudónimo de Miguel Paulino Tato, periodista y crítico de cine argentino; opinó que era “una película de aliento, sobre todo si se tiene en cuenta la precariedad de medios y recursos”; opinión muy lógica, ya que sin bien el cine mudo argentino comenzó su paulatina evolución desde el año 1914 y se vio incrementado en la década de los años 20; aún se carecía de los medios que posteriormente irían dándole mayor realce al cine, no solo en Argentina sino que a nivel internacional.

Cabe destacar que en 1952 Miguel Tato incursionó en la dirección cinematográfica y produjo “Facundo El tigre de los Llanos”; y que desde Agosto de 1974 al 24 de Marzo de 1976, dentro de un gobierno constitucional; y desde esa fecha hasta fines de 1980, bajo el proceso militar dictatorial, estuvo a cargo del “Ente de Calificación Cinematográfica”, y fue considerado el máximo censor de la historia del cine argentino, que fue muy criticado por el excesivo concepto de su censura y que llegó a prohibir el estreno de más de 300 películas en nuestros cines.

Contenido Relacionado