APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

JORGE LUIS CIUCIO - Ex Presidente año 2005 - 4 de Septiembre de 2020 - Nota vista 837 veces

4 de septiembre Día del Inmigrante

La fecha fue establecida por el Poder Ejecutivo Nacional en 1949 y corresponde al día en que se firmó el primer decreto argentino que fomentó la inmigración, en 1812. El decreto del Poder Ejecutivo Nacional fue el Nº 21.430.

“Argentina, tierra de hermanos, pusiste en tu suelo un hogar para cada sueño...”

La Comisión Directiva de Inmigrantes Unidos de Concordia, comienza hoy a vivir esta fiesta que debido a la pandemia será en forma virtual que ya está programada para que cada uno podamos vivir y recordar las fiestas anteriores y los llamados patios de comidas típicas de cada país será por delivery.

Traeremos a la memoria a nuestros seres queridos que ya no están y a la noche miraremos el cielo y al ver una estrella, ahí están ellos mirando como los recordamos.

Ellos llegaron en barco a esta bendita tierra llamada Argentina, un “crisol de razas”, buscando la Paz y la tranquilidad de poder trabajar y formar una familia ya que en su lejano País las guerras los acosaban.

Están trabajando a pleno para recordarlos de la mejor manera. Esta fiesta, sirve para unir a las personas de las distintas colectividades, que cada uno tiene sus costumbres, sus idiosincrasias, sus comidas y forma de vivir, pero todos interpretando que somos una sola familia. Cuando se cumplían los 500 años de la llegada de Colón a América, en la plaza España un grupo de inmigrantes decidieron homenajear con una celebración a los fallecidos y a los presentes con una fiesta con recuerdos, con vestimentas típicas y comidas y así fue que en el año 1992 comenzó en la plaza 25 de Mayo y luego se trasladó al lugar donde hoy está el cosmódromo.

También en una oportunidad, en uno de los galpones del puerto, pero cual fuera el lugar, siempre con mucha concurrencia de gente que iba a degustar las comidas típicas de cada colectividad.

No debemos olvidar el desfile de antorchas como el que se hace el día previo al comienzo de la fiesta. Los alemanes con sus maquinarias típicas del campo y su alegría, los italianos con sus cantos y los españoles con sus bailes, desfile que se hace en la calle. Y también la colectividad judía cantando y la francesa y la suiza. La colectividad sirios libanesa. Todos dando un lindo color al recuerdo de nuestros antepasados.

Si de la emoción de ver por redes virtual aquellos recuerdos, la piel se pone dura es la manera que ellos vinieron a trabajar estas tierras y dejaron sus descendientes y si se les cae una lágrima sobre su mejilla no la seque que es la manera que ellos nos están besando y diciendo gracias por recordarlo.

Abramos el ropero o el armario y busquemos aquellas fotos de nuestros antepasados que llegaron y están en una foto en blanco y negro y a su vez imaginemos los colores de esas fotos que quizás algunas ya están amarillas por el tiempo.

Hoy, muchos de aquellos propulsores ya no están junto a nosotros, pero los llevamos muy prendidos en el corazón.


Contenido Relacionado