APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Por Christian Garavaglia - 2 de Septiembre de 2020 - Nota vista 254 veces

Chances para la primavera: 60 % Niña, 0 % Niño

Reciente comunicado de la Organización Meteorológica Mundial destaca que pese a que La Niña suele tener un efecto de enfriamiento de las temperaturas globales en general, se espera que predominen temperaturas por encima de la media como consecuencia del cambio climático.

El efecto de enfriamiento de La Niña no será suficiente para contrarrestar el impacto del cambio climático inducido por el hombre. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirmó en los últimos días que existe un 60% de probabilidad de que se produzca un episodio de La Niña débil de septiembre a noviembre de 2020.

Asimismo, a través de las predicciones de los modelos y la evaluación de los expertos, se puede concluir que para el mismo trimestre la probabilidad de que se mantengan condiciones de un ENOS (El Niño – Oscilación del Sur) neutro es del 40%, mientras que la probabilidad de que tenga lugar un episodio de El Niño es prácticamente nula.

Para el verano del hemisferio sur, es decir el trimestre que va desde diciembre de 2020 a febrero de 2021, la probabilidad que se produzca un episodio de La Niña se reduce levemente, al 55 %.

El comunicado publicado por la OMM destaca que pese a que La Niña suele tener un efecto de enfriamiento de las temperaturas globales en general, se espera que predominen temperaturas por encima de la media. Según el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas, “aun si se produce un episodio de La Niña, su efecto de enfriamiento no será suficiente para contrarrestar el impacto del cambio climático inducido por el ser humano.

“Durante el año 2020, que sigue siendo uno de los más cálidos de los que se tiene registro, se han producido muchos fenómenos meteorológicos extremos, que van desde temperaturas abrasadoras e incendios forestales hasta inundaciones devastadoras y olas de calor marinas”, añadió. “Esto es en gran medida el resultado de una mayor concentración de gases de efecto invernadero y no de factores climáticos naturales”, explicó el profesor Taalas.

Predominarán mares y continentes más cálidos

Complementando a este reciente pronóstico, el Boletín de la OMM sobre el clima estacional mundial indica que se prevé que, en general, las temperaturas de la superficie del mar para los meses de septiembre a noviembre de 2020 sean superiores a la media en gran parte del mundo, lo que influirá en las temperaturas de la superficie terrestre.

“En términos generales, es poco probable que se produzcan temperaturas por debajo de la media en la superficie terrestre, pero hay más probabilidad de que predominen temperaturas por encima de lo normal... La tendencia al calentamiento global también contribuye al aumento de las temperaturas de la superficie del mar y del aire pronosticadas”.

Sin embargo, se prevén temperaturas de la superficie del mar inferiores a la media en el Pacífico tropical oriental, que posiblemente alcancen los umbrales de La Niña antes del último trimestre de 2020.

Contenido Relacionado