APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

31 de Agosto de 2020 - Nota vista 2439 veces

160 días sin trabajar

La pandemia azotó a todos los sectores de trabajo, pero a medida que esta cuarentena interminable transcurría, algunos no dejaron de trabajar, otros fueron reabriendo con protocolos y otros no volverán a trabajar hasta que esto pase, pero en el medio quedó un grupo de gente totalmente olvidado que a pesar de que se puede solucionar el problema está visto que a ningún funcionario le interesa.

 No quedó uno al que no se le haya mandado una nota tratando de ver si podían solucionar el problema, lo único que se consiguió es que pateen la pelota de un lado otro. Ellos son los argentinos y uruguayos que tienen ambas nacionalidades y viven en una costa y trabajan todos los días en la otra. El problema no es solo Concordia - Salto, sino también en los otros pasos fronterizos. En un principio de la pandemia prácticamente no había casos hasta hace muy poco, sin embargo el primer DNU cerró la frontera sin tener en cuenta a esta gente, lo cual los llevo a juntarse de conocido en conocido para formar un grupo que supera las 150 personas, de todas las profesiones y clases sociales, escribanos que viven en Concordia y trabajan allá, ingenieros que viven allá y trabajan acá, jubilados de ambas orillas que no pueden cobrar sus sueldos, etc., etc. Estas personas hace años que cruzan el puente para realizar su labor todos los días y hoy no lo pueden hacer y el riesgo de contagio es exactamente igual que el que tiene cualquier ciudadano que concurre a su trabajo todos los días. En la infinidad de cartas mandadas se les pidió a los políticos, cónsules y cancilleres que habiliten aunque sea en forma limitada a un par de veces a la semana el paso a aquellas personas que acrediten debidamente su oficio.


Sra. Cónsul de la República Argentina

Distrito Salto (ROU)

Dra. Dolores Kunst

Los abajo firmantes anexo a ésta) nos dirigimos a usted y por su intermedio al Canciller de la República Argentina, Felipe Solá, debido a la imperiosa necesidad que como ciudadanos y/o Residentes Legales del país queremos hacerles conocer.

Somos personas y ciudadanos uruguayos y/o argentinos, con Residencia Legal y trabajos formales establecidos, en uno y otro país que estamos

preocupados por nuestra situación, laboral, personal y familiar.

En ambos países tenemos actividades impostergables que cumplir debido a relaciones laborales, asistenciales, conyugales y familiares, que el cierre de frontera nos impide ejercer.

Bien sabemos que la Pandemia es un flagelo mundial y de nuestros pueblos hermanos, en este caso Argentina y Uruguay, y que ambos Estados tiene la indelegable responsabilidad de proteger a sus ciudadanos y habitantes.

Hemos acatado y cumplido con todas las normativas emanadas por los Ministerios de Salud de ambos países para nuestra protección y la de nuestros compatriotas.

Algunos pudimos regresar a Uruguay, otros a Argentina cumpliendo con la cuarentena y controles que ambos países establecieron para tal fin, pero como lo manifestamos en párrafos anteriores nuestra vida transcurre tanto en un país como en otro y debido a la continuidad de la pandemia ya nos es imposible poder seguir en esta situación.

Tanto en Argentina como en Uruguay y viceversa hay familiares que nos necesitan por motivos de trabajo, asistencia, salud, edad y de afectos tan necesarios para mantener nuestro equilibrio físico y/o emocional como también el resguardo de las fuentes laborales que hoy corren riesgo de perderse.

Solicitamos, de manera excepcional, se flexibilice nuestro paso por la Frontera de Salto Grande manteniendo y respetando las medidas Sanitarias implementadas por ambos países, al ingreso de cada país, y así evitar la propagación del virus, haciéndonos cargos por nuestros propios medios del transporte en vehículos particulares, de uso exclusivo de nuestra persona 2 contemplando de esta manera nuestras urgencias y necesidades y garantizando el derecho que como persona y ciudadanos nos compete.

Informamos también que se ha enviado una nota con igual tenor al Consulado Uruguayo en Concordia y mediante ésta al Canciller Uruguayo Ernesto Talvi.

Entendemos que en el marco de su función sabrán comprender y atender estas particularidades.

A la espera de una pronta y favorable respuesta, contemplando nuestra situación, saludamos a usted atentamente.

Concordia (ARG), Salto (ROU), 08 de junio de 2020

Contenido Relacionado