APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

por Darío H. Garayalde para El Heraldo - 25 de Julio de 2020 - Nota vista 5162 veces

La carretera Tavella

Antecedentes: La Carretera Tavella tuvo su inicio en 1876 cuando don Juan Legerén donó 2 manzanas de su propiedad para conformar la Plaza de Frutos de La Tablada, lugar de concurrencia de las carretas de los productores de la zona.

Decía el texto de la donación: “en el terreno medido hay seis u ocho tunas y nada más existente que pueda servir como vestigio de población o cercados anteriores. A la fecha no quedaron rastros de ranchos o taperas anteriores a esta donación”.

Se suma a esta donación, otra que realiza don Benjamín Francisco Gadea para el mismo fin y “de una superficie igual a la señalada de 2 manzanas al sud de las de Juan Legerén quedando conformada así un lugar ideal para el descanso y abrevadero de los animales, pues tuvo vertientes, pastos y hasta una buena laguna”. Estos predios estaban ubicados dentro de las actuales República del Paraguay, Carretera Tavella, Ricardo Rojas y Concejal Veiga. Donde está la Facultad de Ciencias de la Alimentación y la de Ciencias de la Administración.

La presencia de la Tablada de Frutos o Tablada Norte fue de significativa importancia para el establecimiento de quintas y chacras hacia el norte.

Una de las familias que se estableció muy tempranamente en la zona fue la Familia Tavella que cultivaron quintas de cítricos y fueron también olivicultores. Esta explotación y la radicación de los Tavella en la zona, es de antigua data y se registran los nombres de don Giovanni Tavella al Noroeste de La Tablada que pasa a ser propietario por Expediente nº 9198 en 1876. Luego vendrían Enrique Tavella, Salvador y Lorenzo Tavella.

De allí el origen de la Carretera Tavella. Sencillamente se llamaba así porque esa carretera la construyeron los Tavella con el fin de poder superar los pantanos existentes y otros pasos feos para poder venir a la ciudad.

También la continuaron luego para tener salida por Cambá Paso y El Duraznal y tener comunicación con Villa Federal.

 Algunos vecinos colaboraron con la obra con materiales y esfuerzo como don Domingo Ellero, vecino de la zona y con negocio instalado de Almacén de Ramos Generales. Allí era posible conseguir todos los elementos que precisaba la campaña, desde mechas y tubos de farol, alambre común y de púas, cadenas, picos, palas etc. Cuando la Carretera quedó practicable como entrada y salida de la ciudad, instaló un surtidor de combustible de YPF y también tenían un buzón de Correos y Telecomunicaciones.

En realidad el Almacén de Ellero (que así se lo conocía) era ya el linde del pueblo. Más allá ya era el campo y montes de espinillos, quintas cítricas y viñas algunas con sus correspondientes bodegas como “Buena Vista” de don Gregorio Soler y José Oriol, “Viñas del Ayuí” de Paiz, Libarona y Jurado, la “Bodega Robinson” de Robinson Hnos, la de Benito Legerén y también la “Bodega Moulins", de Luis Moulins & Cia y luego algunas pocas casas dispersas.

La Carretera Tavella se extendía varios kilómetros hasta empalmar con la Ruta 4 (o actual Presidente Illia).

Posteriormente se enripió y pasaría a llamarse Carretera Belgrano en la década del 60, aunque la gente siguió llamándola por su nombre primigenio, es decir Carretera Tavella que a esta altura ya se unía con Villa Zorraquín hasta que finalmente se resolvió homenajear al ilustre prelado nacido en esta ciudad dándole el nombre de Monseñor Tavella por: Ordenanza nº 17871 Sancionada el 22 de agosto de 1973.

En la Ordenanza señalaba que: “Sustituye el nombre de Carretera Belgrano desde Boulevard San Lorenzo hasta Boulevard Ayuí”.

Roberto José Tavella era hijo de Jerónimo Tavella y de Rosa Malvasio de Tavella y había nacido el 26 de febrero de 1893 y fue bautizado en la Parroquia San Antonio de Padua el 6 de marzo por el sacerdote José de Gracia, siendo su madrina su hermana Asunción Tavella, y su padrino su primo, Ricardo Tavella todos ellos provenientes de esta antigua familia de Concordia y que contribuyó de gran manera al desarrollo de la ciudad hacia el Norte, facilitando la comunicación a través de esta carretera.

No incluiré en esta nota, una referencia a Monseñor Roberto Tavella sobre el que se han realizado muy buenas notas, una de ellas fue escrita por Omar B. Bordoy señalando la obra inmensa de este distinguido hijo de Concordia en la Provincia de Salta, entre ellas la creación de la Universidad Católica de Salta y también mi viejo amigo Antonio Fornillo, periodista y fotógrafo quien vivió varios años en Salta y tenía una gran admiración por la obra de Monseñor Tavella, ya que mi propósito fue el de referirme a esta antigua salida de la ciudad, que permitía también a través de un puente (hoy desaparecido existente en Cambá Paso), tener salida también hacia el Sur. Hasta hace algunos años se veían los restos de una calzada o badén en el curso del arroyo.

La Carretera Tavella era la salida de la ciudad hacia el norte y era el camino clásico hacia Federación y Chajarí y en dirección hacia el oeste, como decía antes por El Duraznal era uno de los tres caminos hacia Villa Federal. Uno era por el Paso Gallo, pero a este se accedía por la ruta 14 y se doblaba a la izquierda en el Almacén de Miñones (como ahora), el otro era el Paso Duarte por Estación Yeruá y un tercer camino, ya desaparecido que se llamaba Paso Sociedad, que era el más corto, aunque había que ir abriendo los portones de las estancias de Romero y se pasaba el río Gualeguay en balsa porque no había puente. Era un buen camino, todo abovedado y bien cuidado por los vecinos. La Carretera Tavella era también la salida hacia Colonia Yeruá, Calabacilla y llegando al Almacén de Ferrari, había una curva y se tomaba el viejo camino a Concepción del Uruguay.

Contenido Relacionado