APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” Por Dr. Jorge Norberto Mario - 18 de Julio de 2020 - Nota vista 671 veces

El cine argentino del año 1925 de José Agustin Ferreyra

“MI ÚLTIMO TANGO”  Es una película dramática argentina de la época del cine mudo del año 1925 filmada en blanco y negro producida por Juan Glize y José Agustin Ferreyra a través de la productora San Martin Films; que dirigió José Agustín Ferreyra sobre su propio guion, con la asistencia de Roque Funes en la fotografía; siendo sus protagonistas por Nora Montalbán, Percival Murray, Elena Guido; Julio Donadille, Alvaro Escobar y Rafael de los Llanos

 ​Su exhibición fue acompañada en muchas de las funciones con la ejecución en vivo del tango “Y Reías como Loca” cuya letra pertenecía a José Agustín Ferreyra y la música era de Eduardo Pereyra, y que fuera alusivo al argumento del filme.

La acción tiene lugar a principios del siglo XX en España y Argentina. Fue un amor según artículos periodísticos de época con la característica de un vistazo donde la joven cantante Martha Andreu de una banda de teatro callejera y el elegante caballero Dario Ledesma que accidentalmente se encontró como miembro de semibanda y casi inmediatamente se separó de la misma. Martha, con una voz encantadora, quiere convertirse en una cantante popular y famosa, pero al trabajar en segundo lugar en este mundo musical, es difícil lograr un éxito inmediato para ser reconocida. La suerte y la gran ocasión, se le da cuando en una de las actuaciones reemplaza a la primadona del espectáculo, y la gloria surge de la noche a la mañana y la convierte en una estrella. Los fanáticos buscan encuentros con ella, pero su corazón pertenece a elegante caballero Darío Ledesma. Después de un largo tiempo navegando con su tía en un barco de vapor en Buenos Aires en una gira por Argentina; se encuentra nuevamente con Darío Ledesma. Ahora parecía que pasarían el resto de sus vidas juntos; pero su felicidad será muy corta, por causa de esas circunstancias aciagas que tiene el destino y que les involucra a ambos. En una de las actuaciones en el teatro de Luis Marival, se produce un incendio que afecta rápidamente a los decorados y telones. Marta en su desesperación logra salvar del fuego a Darío; pero éste pierde la vista quedando ciego. Es cuando ella suponiendo que la compasión nunca reemplazará al amor, retorna con su tía a España sin decirle nada a Darío, quien posteriormente irá en busca de su amada. Esta película se estrenó el 19 de Mayo de 1925 en el cine Metropol de la ciudad de Buenos Aires.

Dice Jorge Miguel Couselo en uno de sus tantos comentarios de cine argentino; que con “Mi Último Tango”, José Agustín Ferreyra completa el complacido retorno al misterio de la noche y sus compartimentos de evasión y pecado que se destacan en su filme paralelo “Mientras Buenos Aires Duerme”.

“MIENTRAS BUENOS AIRES DUERME”

Es una película argentina sin sonido filmada en blanco y negro de tono dramático; que fue producida por José Agustín Ferreyra, a través de Tylca Films (empresa del director de cine Julio Irigoyen); y dirigida por él y sobre su propio guion, contando siempre con la fotografía de Roque Funes y que fue protagonizada por Mary Clay, Jorge Lafuente, Julio Donadillo, Carmen Martínez, Augusto Gonçalvez, Percival Murray y Anselmo Aieta. Esta película fue filmada paralelamente a “Mi Último Tango” con algunos interiores que fueron realizados fuera de los set de filmación de los estudios Tylca, con decorados que se prepararon e instalaron en la terraza de una casa que estaba ubicada en la calle Defensa entre Humberto 1ro. y Carlos Calvo, en el barrio de San Telmo. No hay referencias acerca del argumento o la historia que se relata en esta película, considerada posiblemente perdida; que se estrenó una semana después de “Mi Último Tango” en el mismo cine Metropol de la ciudad de Buenos Aires.

“El ORGANITO DE LA TARDE”

Es otra película muda argentina filmada en blanco y negro dirigida por José Agustín Ferreyra, en 1925, posteriormente a las ya comentadas “Mientras Buenos Aires Duerme” y “Mi Último Tango”; que fue protagonizada por María Turgenova, actríz y cantante española, esposa de Ferreyra, con quien se había casado en 1924 y actuó en siete de sus películas; siendo “El Organito de la Tarde” su primer trabajo a las órdenes de su esposo desarrollando el papel principal de Estercita; acompañada por Miguel Donadillo como Adolfo, Mecha Cobos como Adela, Arturo Forte como el payo, y además Lolita Llopis, Alvaro Escobar y Bernardo Guillet. El argumento de esta película está inspirado en la letra del tango del mismo nombre compuesta por José González Castillo con música de Cátulo Castillo, que en 1924 obtuvo el tercer premio en el concurso organizado por la empresa discográfica de Max Glücksmann -también pionero del cine argentino- y que en sus primeros versos dice: “Al paso tardo de un pobre viejo puebla de notas el arrabal, con un concierto de vidrios rotos, el organito crepuscular. Dándole vueltas a la manija un hombre rengo marcha detrás mientras la dura pata de palo marca del tango el compás”.

Dice Jorge Miguel Couselo que en esta película “es el barrio siempre llevado a instancias de poesía como nunca; la variante anecdótica es nimia...pero el protagonista es el barrio mancillado en su pureza primigenia y esencial y luego redimido cuando Estercita retorna al conventillo y prefiere pedir limosna que seguir en la prostitución...aguafuerte sombrío, deseperanzado” y agrega que en la crónica del diario La Nación se reconocía el logro del filme y se le atribuían dos virtudes principales: “un sentido cinematográfico, un conocimiento y dominio a fondo de los aspectos y figuras típicas del arrabal porteño y su psicología”.

Se estrenó el 13 de octubre de 1925 en los cines Alvear, Gaumont, Paramount y Select Lavalle de la ciudad de Buenos Aires; y en las primeras exhibiciones fue acompañado con la ejecución en vivo de dicho tango y de “El Alma de la Calle”, cuya letra también era de José Agustín Ferreyra y la música de Raúl de los Hoyos.

Contenido Relacionado