APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

7 de Julio de 2020 - Nota vista 1337 veces

Marcha en solicitud de Justicia por el homicidio de María Teresita Galli

Crónica: a las 10 de la mañana (puntual) de este lunes, se agrupó la gente en la esquina de la Escuela de Comercio Nro. 1 “Prof. Gerardo Victorín”. Comenzaron a marchar pasados diez minutos, con destino a los Tribunales de Concordia en Mitre 121, donde comenzaron los aplausos y el grito de “justicia”.

RECORRIDO POR LA MARCHA

Los hermanos de Teresita, sobrinos y nietos, encabezaron la caminata en silencio dándose contención entre ellos. Los más jóvenes alzaron carteles que simplemente decían JUSTICIA, ni una palabra más. En calma y lentamente el gentío se desplazó por las calles de Concordia. Al cruzar entre las personas se escuchaba, como en voz baja, el rumor sobre la situación en el que esta profesora perdió la vida. Exactamente este lunes se cumplió una semana del homicidio en calle San Luis al 1000.

En algunos sectores de la marcha hubo congoja y lamento, muchos manifestaban no comprender todavía lo que estaba pasando.

Por otros rincones, siempre avanzando a pie hacia los tribunales, se oían relatos sobre la profesora, “la conocí de (…), yo la tuve en (…) trabajé con ella una vez”, se decían.

Poco a poco haciendo una recorrida se comprobaba que todos tenían una palabra sobre ella, estuvo allí presente en cada conversación. En general esas personas expresaban haber compartido un momento, aunque sea pequeño, con Teresa.

LA LLEGADA A TRIBUNALES

Para rodear la Plaza 25 de Mayo, ingresaron por calle Urquiza, tomaron 1 de Mayo y Pellegrini, justo frente a la Jefatura Departamental de la ciudad de Concordia, se escucharon por primera vez tímidos aplausos.

Al poco tiempo y una vez ubicados en la puerta de los Tribunales los aplausos surgieron de repente y colmaron el ambiente de una sola vez, esto no se detuvo en ningún momento, siempre hubo palmas y voces que reclamaban “¡justicia!”. Sorprendente fue ver desde una de las esquinas la enorme cantidad de personas que ocupaban más de dos cuadras.

Emociones encontradas y a flor de piel

Los familiares de Teresita se fueron arrimando a la puerta de entrada a los tribunales, y por reacción reflejo la gente comenzó a caminar detrás de ellos. Como estamos en Pandemia existe un puesto de control y la entrada a los tribunales está restringida. Por esto los oficiales no permitieron el ingreso. Este malentendido para algunos fue un detonante y se generó un pequeño amontonamiento, las voces por JUSTICIA se alzaron y la tensión fue en aumento, los guardias de policía en precaución por un posible descontrol de la multitud, decidieron cerrar la puerta “literalmente en la cara de la familia Galli”.

La impotencia llevó a que alguno la descargue con unos golpes en la puerta, impulso que generó la tensión del momento, sin contar los terribles días que transcurren los familiares. Pero pronto todo volvió a la normalidad.

Al tiempo se acercó uno de los fiscales que colabora con la causa por el crimen de Galli María Teresa e hizo ingresar a algunos representantes de la familia para charlar. Al salir dijeron algunas palabras para los medios y sobre todo agradecieron a la gente que los había acompañado.

Ivana G.

Contenido Relacionado