APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

4 de Julio de 2020 - Nota vista 2828 veces

El disfraz de la emergencia solidaria

Esta semana se votó en el congreso provincial el aumento de impuestos y de aportes a empleados y jubilados estatales con el título de “solidario”, un disfraz que en realidad utiliza el gobierno provincial para realizar un ajuste a modo de parche por un año y prorrogable por 6 meses que de ninguna manera aborda la problemática de fondo que hoy padecemos los entrerrianos.

Con este ajuste se pretende recaudar alrededor de 2.200 millones, y la mitad o más se deben pagar a la familia Eskenazi por ser el banco Entre Ríos el agente financiero del gobierno, que este año cobrará en concepto de comisiones por manejar el dinero de los entrerrianos 1.200 millones de pesos.



Se hace responsable al gobierno de Macri del desajuste en 4.000 millones, pero lo que hasta ahora no se reconoce es que el desajuste viene del sueño entrerriano y que cuando asumió Bordet no tenía para pagar sueldos ni aguinaldos y recurrió al entonces presidente Macri a pedir ayuda, que en el período de su gobierno 2015-2019 envió 23.500 millones como adelantos de coparticipación para que pueda pagar sueldos y jubilaciones.

También se le restituyó el 15% de coparticipación que a la provincia le correspondía y que la ex presidenta no quiso pagarle, por ese concepto la provincia recibió 15.000 millones más. Dinero que además era percibido por transferencias automáticas a medida que se recaudaba y no había que ir a pedir de rodillas a Buenos Aires como se acostumbraba en el gobierno de Fernández de Kirchner. Para ser justa y dar algunos datos, que bien comentó el diputado Vitor adelantando su voto negativo, el gobierno de Cambiemos ayudó a la provincia con 8.000 millones para la caja de jubilaciones, a lo que hay que sumarle 17.000 millones de pesos en obras públicas.

Pero, según sus palabras Sr. gobernador, el ajuste lo hizo Macri.

Quiero decirle Sr. Gobernador que el ajuste lo viene haciendo usted y su partido, y que en realidad resulta un parche, que no soluciona el problema de fondo, que es que desde 2003 a la fecha se han prácticamente duplicado los empleados públicos en la provincia pasando de 59.000 a alrededor de 100.000.

Empleados que resultan, en muchos casos, no haber ingresado por méritos sino por favores políticos y que siempre deja descontentos a quienes cuentan con aptitudes, que son los que deberían ocupar esos cargos. Para ajustar, lo más fácil es sacarles a los jubilados, ya lo hizo Alberto Fernández quitándoles la movilidad a los jubilados nacionales y ahora la provincia aumentando los aportes, ambas de forma transitoria y sin discutir el problema de fondo, que es un estado inmenso que el sector privado no puede financiar.

Aumentar impuestos para achicar aún más al agobiado sector privado tampoco es una solución de fondo, sino una medida que vuelve más chico al sector que debe soportar la carga pública. El sector agropecuario en la provincia de Entre Ríos va a la cabeza en el índice de participación de la renta agrícola elaborada por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) que en el mes de junio de 2020 es de 73,4% de participación estatal en la renta, dónde el promedio nacional es de 68%.

Es tiempo de que dejen de implementar parches, hablar con la verdad y poner sobre la mesa los problemas de fondo, para que de una buena vez acordemos una solución para salir adelante.


Cjal. Magdalena Reta de Urquiza

Juntos por el Cambio

Contenido Relacionado