APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

29 de Junio de 2020 - Nota vista 811 veces

Recordando a don Arturo Humberto Illia

ARTURO HUMBERTO ILLIA, fue derrocado un 28 de junio del año 1966, por un movimiento Golpista Cívico Militar, que encabezó el Gral. Onganía, que duró hasta la vuelta de Juan Domingo PERÓN. Este médico Radical, había iniciado su carrera política siendo estudiante en 1918 seducido por las políticas de otro grande, Hipólito YRIGOYEN.

Luego fue Senador Provincial de Córdoba en 1936, en 1940 acompañó como Vice Gobernador de Córdoba a Castillo, en 1948 fue electo Diputado Nacional y finalmente en 1963 llegó a la Presidencia de la República con el Peronismo proscripto.

Fue un Presidente el cual se destacó la renegociación de los acuerdos realizados por Frondizi con el Mundo Petrolero, con lo cual se equilibró a favor de los intereses Nacionales, se continuó el fomento de la Industria Nacional iniciada por Perón, incrementó como récord histórico el presupuesto en Educación Nacional, que llegó por única vez al 23%, eso llevó a continuar con las políticas iniciadas por el Peronismo en Educación Universitaria, y se inundaron las Universidades de Estudiantes hijos de Trabajadores, se llevó un Plan único en Alfabetización, que llegó a tener 12.500 centros de capacitación a lo largo del País, dio con la Ley Oñativia, en honor a ese gran sanitarista que fue el Dr. Arturo Oñativia, quien con dos leyes consiguió poner en caja a los Laboratorios Internacionales, con un dominio que ya iniciaban un negocio a costa de la salud de los Pueblos del Mundo, una fue a los efectos de bajar los precios de los productos, y la otra fue a los efectos de regular la importación y exportación de esas drogas, por lo cual cuidó y dio inicio a empresas nacionales de poder producir medicamentos y que el Pueblo, pueda acceder a los medicamentos con costos accesibles, a nivel Internacional, consiguió un respaldo ante la ONU, y se dictaminó la resolución 2065, que reconoció la disputa con el Reino Unido por las Islas Malvinas, otra cosa que hizo Illia fue sancionar las Leyes de Salario Mínimo, Vital y Móvil, esto llevó a bajar la desocupación y poner blanco sobre negro la economía, la cual fue favorecida por el pago de la Deuda Externa, generada por Frondizi quien buscó un rápido desarrollo Industrial, y ante la sorpresa de los Mercados del Mundo, y ante la CRÍTICA de los golpistas Nacionales, que hicieron una campaña permanente con dos voces que aún tienen eco en el éter de la prensa, como lo fueron Mariano Grondona y Bernardo Neustad, como hoy taladran los tímpanos del 40 % del share, militantes de la anticuarentena como lo son Longobardi o Lanata, con esa misma pasión militaron por el Golpe, que llevó a uno tan cruel como el de Onganía, con su brutalidad en el manejo de la cosa pública como en la brutalidad del uso de los bastones y bayonetas.

Este Hombre nacido en Pergamino en 1900 y que falleció en Córdoba en 1983, descansa en la Recoleta, en el panteón de los caídos en la Revolución de 1890, junto a Leandro Alem, Hipólito Yrigoyen y Elpidio González, a pesar que su voluntad fue ser sepultado en donde eligió vivir y trabajar hasta el final, su querida Cruz del Eje.

Su última acto donde concurrió fue en Rosario por invitación de los Hermanos, Eugenio y Daniel Malaponte, un par de años antes de su fallecimiento, que cuando lo recibieron en el micro que lo trajo de Cruz del Eje, pensaron que se habían equivocado en la invitación de ese hombre de 82 años que parecía débil y desvalido, pero se les fueron las dudas, cuando en el acto/cena, tomó el micrófono y dio cátedra de los valores de la Democracia, del respeto por las diversas vertientes de la oposición, de la convivencia que era el pedido que hacía para el futuro, del cual él no pudo participar y en el cual hoy queremos recordar, luego de 37 años de continuidad plena de la Democracia.


Por Luis Chervo

Contenido Relacionado