APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

26 de Junio de 2020 - Nota vista 317 veces

El Papa aprueba el nuevo Directorio para la Catequesis, actualizado a la cultura digital y el catecumenado

Según el arzobispo Fisichella, «en la cultura digital, veinte años son comparables al menos a medio siglo».

El papa Francisco ha aprobado el nuevo Directorio para la Catequesis que actualiza el de 1977 ya que «la Iglesia se enfrenta al gran desafío de la nueva cultura digital», según ha explicado este jueves el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización al presentar el documento en el Vaticano.

El arzobispo ha hecho notar que «a diferencia del pasado, cuando la cultura se limitaba al contexto geográfico, la cultura digital tiene un valor que se ve afectado por la globalización en curso y determina su desarrollo». Paradójicamente, la pandemia de coronavirus ha impulsado el uso de medios catequéticos digitales sin barrera geográfica alguna al tiempo que la tecnología empieza a derribar las del idioma.

Un notorio impacto de la digitalización es, según Fisichella, que «los instrumentos creados en esta década manifiestan una transformación radical de los comportamientos que inciden sobre todo en la formación de la identidad personal y en las relaciones interpersonales».

En su opinión, «la velocidad con que se modifica el lenguaje, y con él las relaciones conductuales, deja entrever un nuevo modelo de comunicación y de formación, que afecta inevitablemente también a la Iglesia en el complejo mundo de la educación».

El nuevo Directorio era absolutamente necesario ya que, según el arzobispo Fisichella, “en la cultura digital, veinte años son comparables, sin exageración, al menos a medio siglo”.

Naturalmente, el contenido de la fe no cambia. Se trata de actualizar el lenguaje y los modos de comunicarla, dejando atrás esquemas rutinarios parecidos a los de las escuelas y dando prioridad al anuncio evangelizador.

Para el responsable de la Nueva Evangelización, «el corazón de la catequesis es el anuncio de la persona de Jesucristo, que va más allá de los límites del espacio y del tiempo para presentarse a cada generación como la novedad para alcanzar el sentido de la vida». En esta perspectiva, se indica una nota fundamental que la catequesis debe hacer suya: la misericordia.

El arzobispo ha presentado como «otra novedad del Directorio el vínculo entre la evangelización y el catecumenado», liberando a la catequesis «de ciertos lazos que le impiden ser eficaz» como identificarla demasiado al esquema de la escuela: «El catequista sustituye al maestro, el aula de la escuela se sustituye por la del catecismo, el calendario escolar es idéntico al de la catequesis...».

Es necesario superar también «la mentalidad de que la catequesis se hace para recibir un sacramento», y «la instrumentalización del sacramento por parte de la pastoral», como sucede a veces en los programas de Confirmación.

El nuevo directorio, incorpora una indicación del papa Francisco en la exhortación «La alegría del Evangelio», documento clave para entender la fe y transmitirla:

«Anunciar a Cristo significa mostrar que creer en Él y seguirlo no es sólo algo verdadero y justo, sino también bello, capaz de colmar la vida de un nuevo resplandor y de un gozo profundo, aun en medio de las pruebas».

En esta línea, según el Papa, «todas las expresiones de verdadera belleza pueden ser reconocidas como un sendero que ayuda a encontrarse con el Señor Jesús». Se trata de seguir «la vía de la belleza sobre todo para permitir conocer el gran patrimonio de arte, literatura y música que posee cada Iglesia local».

Contenido Relacionado