APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

20 de Junio de 2020 - Nota vista 1026 veces

La ciudad que nació con la patria

En este año que se celebra, el Año del General Dr. Manuel Belgrano, Se le realizarán muchos homenajes, como corresponde, por ser, uno de los hombres más relevantes de nuestra historia, que hizo por nuestra Independencia. El creador de nuestra bandera, y de tantos hechos heroicos en su vida ejemplar que realizó.

Hoy, deseo recordarlo, en otras de sus tantas facetas patrióticas que hizo, este ilustre personaje, que enriquece nuestra historia con su ejemplo de vida.

Me refiero a la fundación de la ciudad de Curuzú Cuatiá, en Corrientes, en 1810.

Fue en 1797, que se levantó una capilla para nuclear a los pobladores. En aquella época de la Conquista, sus dueños eran familias de pueblos originarios, y colonizadores que bajaban del norte y convivían en esos lugares. Tenían ganado y abrían senderos, y establecían postas, que los jesuitas organizaban comunidades. Una gran cruz rodeada de algarrobos señalando, la posta del cruce de caminos “Posta de la Cruz”, pero los guaraníes le llamaban Curuzú Cuatiá que quiere decir, Curuzú significa cruz o cruce. Cua, lugar reunión.

El General Manuel Belgrano “Jefe del Ejército del Norte”, en su viaje, por ese lugar, llegó el 14 de noviembre de 1810, y como vocal de la Primera Junta, y representante en campaña decidió, el día 16 de noviembre dictar un Decreto de Fundación del pueblo, y la parroquia, adjudicando su jurisdicción a Corrientes. Fijó los límites de la planta urbana, de 14 cuadras de largo y de 14 cuadras de ancho. Además, dispuso que se haga una bandera simbólica, la iglesia matriz, la plaza, y el ayuntamiento; y haciendo caso a los vecinos unió, el nombre guaranítico, con el nombre de la Virgen Patrona de advocación cristiana, y quedó el nombre de Nuestra Señora del Pilar de Curuzú Cuatiá.

Ya pasaron 110 años de aquel momento histórico de la fundación de ese lugar. Para cerrar esta nota les daré el testimonio de las palabras que pronunció, el General Dr. Manuel Belgrano, en ese momento tan trascendental, de la fundación.

“... POR TANTO Y A VIRTUD DE LAS FACULTADES QUE ME REVISTEN, ORDENO Y MANDO QUE SE HAYA Y TENGA ESTE PUEBLO, POR EL PUEBLO DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR DE CURUZÚ CUATIÁ ...” 16 de noviembre 1810.

Teresita Miñones de García.

Contenido Relacionado