APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

13 de Junio de 2020 - Nota vista 2113 veces

Una chaqueña, que se prodigó en ayudar

Fue humanitaria, de una manera incansable, se dio con valentía y tesón por brindar y brindarse a la comunidad. Dividió su vida entre, su familia, su actividad industrial, su militancia, y a la comunidad, que siempre, mucho le interesó.

Resumir su vida, y su accionar, llenaríamos muchas páginas de este prestigio diario centenario "El Heraldo” que ella también del Senado reconoció.

El libro del Senado que le dedicó contiene 60 páginas, de su tarea y referencia de su vida de actividad, que desarrolló dicha señora. Simplemente estas líneas, son dedicadas a su memoria, de los hechos más sobresalientes de su trayectoria como mujer, que se debió en vida ser declarada "Ciudadana concordiense” por el desarrollo que realizó en nuestra ciudad.

Me estoy refiriendo a la Señora Laura Martínez Pass de Cresto.

Nació en Chaco, pasó a la Plata, y desde 1970 llegó a Concordia donde se casó y tuvo 6 hijos y 10 nietos. Formó una familia muy numerosa a la que siempre estuvo presente, y formó, con esmerado amor.

Trabajó fuertemente en la contención social, fundando CONASED, una organización donde procuró colaborar, con todas las Instituciones destacando líderes que sobresalían por sus trayectorias, en bien de la comunidad. En lo social, cultural, o artístico. En este lugar comenzó con proyectos, muy productivos, acompañando a su marido Intendente, con su accionar permanente, yendo barrio por barrio, y formar talleres educativos, creando lazos de solidaridad, interesándose tanto por los niños, abuelos, o los jóvenes.

Fomentó y gestionó en todo sentido, en lo cultural, fue una de sus preocupaciones en que más apoyó. Un ejemplo fue, lo que colaboró con el Patrimonio de la ciudad, en este caso, con el grupo de gente de distintas artes que formaron la fundación Teatro Odeón, con su presidente el señor Eduardo Caminal, con gente de soñadores que querían recuperar dicho Teatro para el gran público amante del cine, teatro, canto, y danzas y funciones memorables como se había tenido años atrás, y luego ver casi 10 años de tal teatro cerrado. La señora se sintió motivada, y consiguió importantes aportes nacionales, para lograr concretar el éxito deseado, de poder volver a rescatar dicho patrimonio en bien de la ciudad, de todos los artistas y el deleite de la gente que gusta de todo lo cultural, en todas sus modalidades.

Volviendo a lo realizado desde 1995 al 1999 en Concordia fueron muchas acciones concretas que quedaron. Beneficios a Cáritas Diocesanos, Asociación Binacional de Estudiantes, Club de Exploradores, Banda infantil, Talleres de Arte en los barrios, Promin, Cruz Roja, ADRA, OFASA, ATAPROC, infancia Misionera, Promin, Acicón, Crecer, Escuela de Sordos e hipocusicos, Arid Brigadas Verdes, de cuidados del ambientes, Veteranos de Guerra de Malvinas, fiestas del inmigrantes, fiesta de Artesanías, resurgir el carnaval con los pequeños duendes, canje libro por libro, 50 roperos solidarios en los barrios, Gendarmería infantil, Ayuí, Cascos Azules, policía infantil, Asociaciones deportivas, ayudas a becarios, Unicef. Todo este accionar tan amplio y generoso, que gestionó en Concordia, al pasar a ser nombrada Senadora Nacional, lo duplicó en beneficio de toda la provincia, y con proyectos muy importantes a nivel Nacional.

Proyectos de Relaciones Internacionales, proyectos sobre rutas, sobre viviendas, y unión de la Región Centro, y los trabajos de puertos, proyecto de defensa por la vida del niño por nacer, o sea en contra del aborto.

Como resultado de sus 338 proyectos obtuvo premio a su labor de ser la mejor Senadora Nacional en el 2005 y en el 2006.

Esto es solo una reseña de su gestión del año 2003 al 2007. En lo personal en ese tiempo ella misma me pidió la acompañara como Directora de Cultura, cargo que desempeñé, por amor al arte, y a mi ciudad. Ella me reconoció desde el Senado con un Decreto a mi labor y a mi hija por sus trabajos y actividad Internacional en distintos países, llevando el nombre de Concordia, y por su guardia de honor, que mucho agradecemos, tan importante gesto.

Finalmente pido a Dios nuestro Señor, le otorgue paz eterna y cristiana resignación a su familia.

Teresita Miñones de García.

Contenido Relacionado