APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

11 de Junio de 2020 - Nota vista 457 veces

La Iglesia advirtió que el país enfrentará una “pandemia de hambre y desocupación”

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, dijo que la pandemia del coronavirus “ha desnudado una profunda desigualdad, una gran inequidad”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, advirtió que cuando pase el coronavirus “vamos a vivir la pandemia del hambre y la desocupación”, y sostuvo que esta situación “ha desnudado una profunda desigualdad, una gran inequidad” en el país.

“Vamos a vivir la pandemia del hambre y de la desocupación; la pandemia de la lucha por el poder, la pandemia de muchas dificultades para poder llegar a fin de mes. Para esta situación y cuando nos sentemos en la mesa tenemos que estar todos”, dijo Ojea en un video mensaje difundido por la Oficina de Comunicación y Prensa de la CEA.

Ojea sostuvo que “la pandemia ha desnudado una profunda desigualdad, una gran inequidad en el mundo en que vivimos, de manera que, nosotros, al darnos cuenta de esta situación, tenemos que empezar a ver cómo salimos juntos, todos”.

Además, indicó que ha “percibido un desencanto grande en nuestra gente en estos últimos días, cuando intervienen nuestras heridas, nuestras divisiones y grietas”, y planteó que hay “un gran desafío por delante: un enemigo común, que pone en peligro a todos y que debe ayudar a unirnos de verdad”.

“Vivimos esa polaridad que tenemos los argentinos muchas veces, de convertirnos en verdugos, después de haber sido víctimas; extremamos todo; dejamos de escuchar; aparecen los partidismos y los internismos; a alguien hay que echarle la culpa”, planteó el obispo de San Isidro.

Continuó diciendo que “otra tentación es buscar la unidad sin la diversidad, y entonces aquí caemos en la uniformidad y perdemos libertad”.

Ojea agregó, al parafrasear al papa Francisco, que el Santo Padre “nos dice que se nos plantea ahora, pensando después de la pandemia, una oportunidad inédita: tenemos que escribir una nueva historia que ha dejado atrás, y está dejando, mucho sufrimiento y mucho dolor”.

En esa línea, subrayó también que el Papa plantea que “estamos frente a una oportunidad, él la llama una oportunidad de regenerar, ni siquiera de reconstruir, sino regenerar, que es crear de nuevo situaciones inéditas”

El titular de la CEA abogó además por “buscar un estilo de vida más austero que pueda favorecer la distribución de recursos entre nosotros; una conversión que cambie estilos de vida, que cambie hábitos de consumo, que frene el maltrato que le estamos dando a la naturaleza, y al mismo tiempo, el maltrato que le estamos dando al hermano que tenemos cerca, sobre todo si es pobre”.

Finalmente, Ojea pidió “que el Espíritu de Dios nos ilumine para prepararnos a un tiempo de mucha unidad en la diversidad, un tiempo verdaderamente creativo, donde tenemos que tratar de regenerar un mundo nuevo”.

Contenido Relacionado