APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” Por Dr. Jorge Norberto Mario - 23 de Mayo de 2020 - Nota vista 428 veces

Películas mudas argentinas del año 1923 - 1ra. Parte

“LA CASA DE LOS CUERVOS” Es una película de carácter dramático sin sonido filmada en blanco y negro dirigida por Eduardo Martínez de la Pera y Enrique Gunche sobre su propio guion basado en la novela homónima de Gustavo Martínez Zuviría que se estrenó en cines de Buenos Aires en Mayo de 1923; y cuya historia gira en torno a un militar enrolado en las filas revolucionarias; que tiene un romance con una mujer que resulta haber estado casada con un hombre al que este militar había matado.

Eduardo Martínez de la Pera y Enrique Gunche ya habían soprendido al público con dos muy buenas realizaciones “Nobleza Gaucha de 1914 y “Hasta Después de Muerta” de 1916. Otra película con igual título sobre la misma novela dirigida por Carlos Borcosque se estrenó el 29 de Abril de 1941 y tuvo como protagonistas a Luis Aldás, Amelia Bence, Emi lio Gola, Silvia Legrand, Elsa O’Connor, Jorge Villoldo y Joaquin Petrocino ;

El periodista Jorge Finkielman comentó que “La Casa de los Cuervos” guardó fidelidad con la novela original y fue filmada en los lugares indicados en el libro mostrando los edificios coloniales correspondientes a la época en que transcurre la acción.-



“EL ULTIMO CENTAURO: LA EPOPEYA 

DEL GAUCHO JUAN MOREYRA”

Es una película en blanco y negro y sin sonido, basada en el folletín Juan Moreira, de Eduardo Gutiérrez, producida por Jaime Sust y Emilio Wilde; dirigida por Enrique Queirole según su propio guion; contando con la fotografía de los empresarios Vicente y Luis Scaglione. José Carrilero compuso la música, que se ejecutaba en vivo, especialmente para esta película y todavía se conserva su partitura. Fueron sus protagonistas Alberto Anchart, Isabel Anchart, Carlos Perelli, Milagros de la Vega, Esteban Peyrano, Lolita Ramos, Carlos Torres Funes, Ángela Tesada, Pedro Constanza y Antonio Andreu.

La película narra distintos episodios de la vida del mítico gaucho Juan Moreira que sin alcanzar la difusión de Nobleza gaucha -cuya temática compartía- también fue un éxito a consideración del público, gozando de buenas críticas. El Diario La Nación comentó que el filme sigue la novela pero que se crearon nuevas situaciones para hacerlo más interesante lo que atrajo la atención de los espectadores. La película fue realizada en Rosario en 1923; rodada por una empresa local primero en el Chaco, luego en Córdoba y en las quebradas de Saladillo en Rosario; más exactamente en la localidad de Inriville y su estreno nacional se llevó a cabo en la ciudad de Rosario el 26 de abril de 1924.

La película estuvo durante muchos años, cosiderada desaparecida hasta que en la década de 2000 fue encontrada en una baulera de un edificio de la ciudad de Rosario, donde habría vivido Jorge Sust, el hijo del empresario productor de la película, para beneplácito de la cinematografía argentina.-


“CORAZÓN DE CRIOLLA”

Es una película dramática en blanco y negro producida por Juan Glize; y dirigida por José Agustín Ferreyra sobre su propio guion, fotografiada por los hermanos Luis y Vicente Scaglione; y protagonizada por Yolanda de Maintenon, Jorge Lafuente, Elena Guido, César Robles y Gloria Grat; que se estrenó el 12 de Octubre de 1923 en los cines de la ciudad de Buenos Aires teniendo un buen recibimiento y re- conocimiento público. De acuerdo a las opiniones de Domingo Di Núbila, de Manuel Peña Rodriguez y de su posterior colega Mario Soffici; José Agustin Ferreyra se destacó por el mensaje espiritual concretado desde sus primeras películas; su legítima fuente de inspiración está relacionada con los motivos humildes de la gran ciudad y supo captar el alma del arrabal porteño, en las vidas sencillas y los conflictos domésticos; en la gente humilde y las niñas románticas; en el suburbio, en el malevaje, las percantas y los patrones licenciosos; y en el dolor, los amores y las pasiones de los pobres.

Dice Jorge Miguel Couselo en sus recopilaciones históricas sobre nuestro cine y refiriéndose a este reconocido escenógrafo y director José A. Ferreyra que “Corazón de Criolla” vuelve al suburbio y al clásico despeñadero del vicio malamente buscado en la irracional evasión de la miseria, a la vez que se disipan nubarrones por el arrepentimiento o el sacrificio, de acuerdo a una ingenua temática, cuyo escenario casi excluyente es el cafetín. 

Contenido Relacionado