APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

23 de Mayo de 2020 - Nota vista 1440 veces

Cómo manejar la ansiedad en épocas de pandemia

Ante la incertidumbre sobre cuándo va a finalizar el aislamiento social obligatorio, el desafío más difícil que tenemos es cómo atravesarlo.

Una situación como esta dispara emociones diversas: ansiedad, estrés, frustración y decaimiento anímico. Ellas surgen como respuestas frente al peligro, la incertidumbre y los cambios bruscos en el orden de nuestras vidas.

En el mismo sentido, nuestra mente suele estar más enfocada en el futuro y puede generar pensamientos catastróficos, alarmistas o pesimistas, los cuales pueden ser innecesarios. No se trata de no tener este tipo de pensamientos, sino aprender a reconocerlos, transitarlos y dejarlos pasar. Los pensamientos no son hechos y no por pensar o imaginar algo va a suceder.

Entonces, ¿cómo podemos manejar la ansiedad en tiempos difíciles?

En contextos de incertidumbre manejar la ansiedad puede volverse un desafío. Por este motivo recomiendo que dentro de tu casa se establezcan rutinas positivas. Tratar de lograr un buen balance entre las rutinas vinculadas al estudio y/o al trabajo, y las actividades de ocio y recreación. Realizar alguna actividad física de tu interés, ya que a través de esto podes liberar endorfinas y te trae sensación de bienestar y placer. Acompañarlo de una buena alimentación y mantenerse hidratado. Descansar mejor, intentar dormir la cantidad de horas requeridas para un buen descanso. No olvidemos que el sueño cumple una función restauradora tanto física como psicológica.

Es fundamental permanecer conectados a través de redes sociales. Los vínculos, aunque sean virtuales, son un gran amortiguador del estrés.

Si tienen hijos menores, es importante hablar con ellos. Conversar acerca del coronavirus en un lenguaje adecuado a su edad y de manera honesta. No se sobre exijan, respetar la cuarentena es ya un esfuerzo en sí mismo.

Si tenes un trastorno de ansiedad ya diagnosticado por un profesional de la salud, es probable que tus temores aumenten frente a un contexto de encierro como el que estamos viviendo. Ante ello, es importante que evalúes la situación de la manera más realista posible y, si es necesario, ponete en contacto con tu profesional tratante (psicólogo/psiquiatra), quien te va ayudar a lidiar con los síntomas si los mismos se encuentran exacerbados.

Otro ejercicio clave que podemos utilizar es preguntarnos, ¿a qué le tengo miedo realmente, a contagiarme, a morir, a contagiar o que se contagien mis seres queridos, a lo económico, al aislamiento social, a no poder afrontar mi convivencia y cuidados familiares? preguntarnos si este miedo es de ahora o si siempre los tuve.

Los síntomas de ansiedad pueden ser un estado de nerviosismo, agitación, estado de alerta, no poder dejar de pensar en otra cosa que no sea el coronavirus, necesidad de estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre el tema, dificultad para concentrarse en tareas diarias, dificultad para conciliar el sueño. En el caso de que consideres que estas experimentando algunos de estos factores, tomate un tiempo para conectarte con lo que te está pasando, podes tomar varias respiraciones conscientes o meditar, ya que desde un estado más calmo y reflexivo podes darte cuenta que es sólo un pensamiento el que te abruma, dejarlo pasar sin quedarse enganchado a esa idea y reconectarse con lo que estabas haciendo. Hay que ser considerado con uno mismo, la pandemia afecta nuestro estado emocional por más saludables que seamos. Es hora de centrarse en el presente y en las cosas que sí podemos hacer porque están bajo nuestro control.

Ahora sí, en el caso de que tus propios recursos o los de tu red de apoyo excedan tu capacidad para manejar el nivel de ansiedad, podes pedir ayuda a un profesional de la salud pudiendo recibir asistencia psicológica en su modalidad “on line”.

Frente al miedo que podemos tenerle a esta crisis, propongo encararla como una oportunidad para realizar cambios y mejorar la calidad de vida.

Rocío Lombardi

Psicóloga

M.N. 71167

Contenido Relacionado