APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

22 de Mayo de 2020 - Nota vista 375 veces

La pandemia de COVID-19 presenta un desafío para la salud mental de las personas

Hay una “alta prevalencia” de problemas de salud mental en países de todo el mundo debido a la pandemia de coronavirus, especialmente entre los trabajadores de la salud y los niños, según las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El impacto de la pandemia en la salud mental de las personas ya es extremadamente preocupante”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom, en un comunicado de prensa publicado este jueves.

Durante la pandemia, el 47% de los trabajadores de la salud en Canadá informó sobre la necesidad de apoyo psicológico y 50% de los trabajadores de la salud en China reportó depresión. En Pakistán, mientras tanto, el 42% de los trabajadores de la salud reportó angustia psicológica leve y el 26% angustia severa, de acuerdo a un informe publicado por la ONU este jueves.

En Italia y España, los padres informaron que durante el confinamiento en la pandemia el 77% de los niños tuvo dificultad para concentrarse, el 39% inquietud e irritabilidad, el 38% nerviosismo y el 31% sentimientos de soledad, de acuerdo al informe.

Además, un estudio de jóvenes con antecedentes de dificultades de salud mental en Reino Unido reveló que el 32% de ellos informó que la pandemia ha empeorado su salud mental.

El informe señala que las encuestas locales llevadas adelante en Estados Unidos muestran que casi la mitad de la población (45%) ha sufrido angustia durante la pandemia de coronavirus.

 “El aislamiento social, el miedo al contagio y la pérdida de familiares se agrava por la angustia que causa la pérdida de ingresos y a menudo del empleo”, dijo Tedros.

“Está muy claro ahora que las necesidades de salud mental deben ser tratadas como un elemento central de nuestra respuesta al Covid-19 y de nuestra recuperación de la pandemia”, agregó.

“Esta es una responsabilidad colectiva de los gobiernos y la sociedad civil, con el apoyo de todo el sistema de Naciones Unidas. No tomar en serio el bienestar emocional de las personas tendrá costos sociales y económicos de largo plazo para la sociedad”, advirtió también.

El informe solicita que los servicios de salud mental de emergencia y el apoyo psicosocial tengan una disponibilidad amplia en los países.

Además recomienda invertir en intervenciones de salud mental que se puedan hacer de manera remota, garantizando la atención personal ininterrumpida para las personas con afecciones mentales graves y asegurando que la salud mental forme parte de la cobertura sanitaria universal.(I:CNN)


Contenido Relacionado