APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

17 de Mayo de 2020 - Nota vista 797 veces

El "Loco" Gatti confesó que estuvo a punto de morir por el coronavirus

El exarquero aseguró que nunca sintió nada y que no pedía creer lo que le decía la enfermera. Además, contó que no tomaba las pastillas que le daban porque creía que no estaba enfermo.

El exarquero de Boca, River y la Selección argentina, Hugo Gatti, quien se recuperó tras padecer coronavirus, contó que cuando la doctora que lo atendió en Madrid le dijo que estuvo por morir "no lo podía creer" debido a que él "nunca" sintió nada.

"Me dijeron que estuve cerca de morir. Sentía que me estaba muriendo en el hospital. Me di cuenta de lo que estaba pasando cuando me lo dijeron. En el hospital me decían cada mañana que me iba ese día. Le preguntaba tanto a la doctora que me dijo que estuve cerca de morir", expresó.

Gatti, quien pasó once días internado en un centro de salud de Madrid, señaló: "Fui a revisarme porque me lo pidió mi hijo, yo no sentía nada. Le firmé el papel al médico de que me hacía cargo y me fui del hospital. El taxista no quería llevarme".

En diálogo con El Chiringuito TV en España, el exfutbolista dijo: "En el hospital, todos los días preguntaba ‘cuando me voy’ y me decían ‘mañana’ todos los días. Ahí la doctora me dijo que estuve por morir, no lo podía creer. Después me llamó el jefe, Florentino (Pérez, presidente del Real Madrid), ahí lo creí que estaba por morir. Yo nunca sentí nada".

"Nunca tuve dolor, pero eso te tranquiliza más", reveló, a la vez que contó: "Cuando te atrapa el miedo te hace mucho más débil. Esto no es un chiste. Es grave. Estar encerrado tanto tiempo te vuelves loco".


Además el exarquero de 75 años relató: "Nunca imaginé que estaba enfermo. En el hospital tiraba las pastillas que me daban y las enfermeras se daban cuenta. Tenía una cara de loco. Sentía que me moría ahí, no podía ni caminar".

"Tiraba cosas al piso para ver si venía alguien. Lo único que hacía era comer mandarina, creo que eso me curó", indicó entre risas, tras lo cual dijo: "Me han matado acá, en Argentina, en todos lados, pero yerba mala nunca muere". (Ámbito)

Contenido Relacionado