APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Sociales

2 de Mayo de 2020 - Nota vista 715 veces

Trabajo en conjunto elabora 150 raciones diarias, para familias necesitadas

Se comenzó la distribución de 150 raciones de comida en la Capilla San Andrés de acuerdo al convenio realizado esta semana con la municipalidad de Concordia y el Padre Daniel Petelín de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes.

La municipalidad aporta los insumos para la preparación de las raciones diarias que se entregarán a las familias en estado de vulnerabilidad social, previamente censadas, de lunes a viernes al mediodía. Y la parroquia aporta las instalaciones, los voluntarios para cocinar, organizar y la distribuir las raciones

Gracias a este convenio Municipio/Parroquia se puede continuar ayudando a los que más necesitan en este tiempo tan especial que se está viviendo en nuestra ciudad.


La Municipalidad de Concordia y la Gruta de Lourdes firmaron un convenio para asistir alimentariamente a las familias que se ven afectadas por los efectos económicos y laborales derivados de la emergencia sanitaria por coronavirus COVID-19.

“Con este convenio fortalecemos el trabajo de las mil raciones diarias de comida que entregamos “, señaló el secretario de Desarrollo Social Amadeo Cresto.

“Hemos decidido realizar convenios con cada comunidad parroquial para llegar a cada persona que necesita”, explicó en referencia al programa municipal que se pone en marcha a través del cual se busca garantizar que todas las familias concordienses tengan su plato de comida, en el marco de la emergencia por la pandemia de coronavirus.

“Estamos firmando este convenio con el Padre Daniel Petelín, que es el primer convenio de una serie de convenios que iremos realizando, por 150 raciones de comida diarias”, puntualizó Cresto, quien junto al intendente Alfredo Francolini, se reunió con el Padre Petelín para la firma del convenio y ajustar detalles de la implementación del programa.

“Es importante tener los vínculos con instituciones serias a través de las cuales acercar estas ayudas a las personas que por la emergencia de coronavirus hoy se ven imposibilitadas de trabajar o que han visto deteriorase su situación”, explicó Amadeo Cresto. Y comentó que “previo a la emergencia teníamos una demanda de alrededor de 30 módulos de alimento, hoy esta demanda se ha incrementado muchísimo. Sobre todo en los sectores de los adultos mayores, o de personas que están entre los factores de riesgo”.

Respecto a las acciones que el Municipio ya viene realizando para atender la situación social derivada de la crisis que representa la pandemia de coronavirus, detalló que “tenemos un operativo organizado, en conjunto con el 105, donde llevamos los alimentos a domicilio.

‘‘Hemos aumentado las raciones de comida en los 114 Comedores y Merenderos, porque también se ha incrementado la cantidad de personas que asisten”. Por eso, sostuvo, “es importante articular con las distintas instituciones de la ciudad para tratar de llegar a todos los que necesitan.

“Estoy muy contento, porque es un paso muy importante para ayudar a las personas que más lo necesitan.

‘‘Por eso agradecemos esta decisión del intendente Francolini y del secretario de Desarrollo Social Amadeo Cresto y a todo su equipo de trabajo”, expresó por su parte del Padre Daniel Petelín.

“Esta situación de cuarentena por la pandemia nos ha llevado a una necesidad de alimentos en más familias, que no la teníamos antes”, subrayó. “Agradecemos a la Municipalidad el apoyo para poder brindar este comedor en la Capilla San Andrés, que asistirá a 150 personas”, resaltó el párroco.


Contenido Relacionado